Estados Unidos: Hillary Clinton culpa al FBI de su derrota electoral ante Donald Trump

Hillary Clinton durante su discurso tras perder las elecciones presidenciales. Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption El día después de las elecciones, Hillary Clinton aceptó de forma pública su derrota y felicitó al presidente electo Donald Trump.

Era cuestión de tiempo antes de que sucediera y fue la propia Hillary Clinton la primera en decirlo: la derrota electoral que sufrió la candidata demócrata el pasado 8 de noviembre contra el republicano Donald Trump se debe al menos en parte al FBI.

A 11 días de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, el director del FBI, James Comey, envió una carta al Congreso anunciando nuevas pesquisas en la investigación sobre un servidor de correo electrónico que Clinton usó mientras fue secretaria de Estado (2009-2013).

Luego, cuando sólo faltaban 48 horas para la jornada electoral, el FBI informó que no halló evidencias de criminalidad en dicho nuevo lote de correos electrónicos analizados.

Pero, según el análisis que ahora hizo Clinton, el daño ya estaba hecho.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El FBI investigó en dos oportunidades el uso de un servidor privado por parte de Hillary Clinton y en ambos casos no presentó cargos por considerar que no había cometido ningún crimen.

"Existen muchos motivos por los cuales una elección como esta no resulta exitosa", dijo Clinton este sábado durante una conferencia telefónica con los donantes de su campaña según información filtrada a la prensa estadounidense.

Y agregó: "Pero nuestro análisis es que la carta de Comey en la que generaba dudas sin fundamentos frenó nuestro momento de mayor ímpetu".

La revelación del FBI provocó una caída en las encuestas y, según Clinton: "Tuvimos que trabajar muy duro para recuperar nuestra ventaja".

Las idas y vueltas

La primera investigación del FBI sobre el uso de Clinton de un servidor privado comenzó en 2015 y terminó en julio pasado.

En ese entonces Comey había declarado que el manejo de Clinton de material sensible durante su cargo como secretaria de Estado fue"muy descuidado", pero la eximió de haber cometido cualquier delito.

Derechos de autor de la imagen AFP / Getty Images
Image caption En los eventos y manifestaciones a favor de Trump eran usuales los pedidos de encarcelamiento para Clinton.

Si bien el FBI decidió no presentar cargos contra Clinton, los correos de la demócrata se convirtieron en un tema recurrente a lo largo de la campaña electoral.

Trump llegó incluso a decirle a su rival político que debería estar presa y que, de resultar electo presidente, la investigaría nuevamente.

En este contexto es que, el viernes 28 de octubre, Comey informó al Congreso que, durante una investigación a la expareja de una asesora de Clinton, la agencia había encontrado nuevos correos "pertinentes" para saber si la candidata demócrata puso en peligro la seguridad nacional.

El domingo 6 de noviembre, en una nueva carta al Congreso, Comey afirmó: "Basándonos en nuestra revisión, no hemos cambiado las conclusiones que expresamos en julio con respecto a la secretaria Clinton".

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Clinton dijo que "la carta de Comey en la que generaba dudas sin fundamentos frenó nuestro momento de mayor ímpetu".

La campaña de Clinton respondió con agrado al anuncio de Comey y expresó que siempre mantuvo la confianza de que sería exonerada.

Trump, por su parte, acusó al FBI de estar protegiendo a Clinton y de ser parte de un sistema "amañado" a favor de ella.

Luego de resultar electo presidente, es ella la que da el paso al frente para señalar al FBI y denunciar a la agencia como culpable de su derrota.

Contenido relacionado