Por qué la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez, puede llegar a tener más poder que Nicolás Maduro en Venezuela

Delcy Rodríguez Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La elección de Rodríguez marcará el rumbo no solo del partido que gobierna el país desde 1999, sino el de Venezuela en sí.

Pese a los escándalos, las denuncias y la presión internacional, la Asamblea Nacional Constituyente (ACN) en Venezuela es, desde este viernes, una realidad.

Y su presidenta, la excanciller Delcy Rodríguez, no solo será quien dirija la redacción del nuevo acuerdo bajo el cual se gobiernen los venezolanos. Será, también, la persona más poderosa del país. Al menos en teoría.

Y el sábado mismo la ANC ya había empezado a usar sus poderes extraordinarios: destituyó a la Fiscal General, Luisa Ortega Díaz, y ordenó una restructuración del Ministerio Público venezolano.

En la víspera de la instalación y elección de la directiva de la ANC, la especulación y el debate sobre quién sería elegido como presidente se volvió moneda corriente entre muchos venezolanos.

Algunos le apostaron a Diosdado Cabello, considerado implacable, militarista, radical y supuestamente líder de una corriente del chavismo que se contrapone a Maduro.

Finalmente eligieron a Rodríguez, cercana al presidente y miembro de las mesas de negociación del gobierno y la oposición en las últimas semanas.

La elección de Rodríguez marcará el rumbo no solo del partido que gobierna el país desde 1999, sino el de Venezuela en sí.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La presidenta de la ANC tendrá más poder que Maduro en Venezuela.

Y los venezolanos ya tienen una respuesta al último acertijo político del país: el ala "moderada" del gobierno de Maduro es, al parecer, mayoría dentro del chavismo.

Un día más de tensión

La instalación de la ANC llega en un momento de tensión en el país, tras cuatro meses de enfrentamientos entre manifestantes opositores y las fuerzas de seguridad del Estado, que han dejado más de 120 personas muertas, cientos de heridos y miles de detenidos.

La oposición convocó a una nueva marcha de protesta para este viernes.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Las protestas en Venezuela han dejado más de un centenar de muertos y miles de detenidos.

La ANC ya se instaló y sesionará desde el sábado en el Salón Elíptico del Palacio Federal Legislativo, un simbólico edificio neoclásico en el centro de Caracas donde está, también, la Asamblea Nacional, el Parlamento que controla la oposición.

El edificio, entonces, estará dividido en dos: por un lado una ANC todopoderosa y por el otro una Asamblea Nacional que no ha podido aprobar una sola ley en un año y medio debido a que el Tribunal Supremo la considera en desacato.

Suprapoder

Como reiteró Delcy Rodríguez en su discurso de posesión este viernes, la ANC se plantea como un acuerdo originario de la nación. Un suprapoder.

Con esto, todos los esquemas del Estado pueden ser modificados por la ANC.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La Asamblea Nacional Constituyente tiene planeado reunirse en el Salón Elíptico del Capitolio venezolano.

El artículo 349 de la actual Constitución establece que los poderes constituidos "no podrán en forma alguna impedir las decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente".

Y eso incluye al presidente.

El gobierno dijo desde el anuncio de la Constituyente que tiene varios objetivos: conseguir la paz, consolidar el Estado comunal ideado por Chávez y reformar el sistema judicial.

La ANC empezó a ejercer sus poderes temprano y removió de su cargo a la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, quien tras años de afinidad al oficialismo se convirtió en la más prominente crítica del gobierno dentro de las estructuras del Estado.

El oficialismo también ha declarado que esperan inhabilitar o incluso lograr la detención de los dirigentes opositores que consideren criminales.

Y es probable que también se disuelva la Asamblea Nacional.

La oposición ha calificado a la ANC de fraudulenta, porque se omitió un referendo para preguntar al pueblo si quería o no convocarla y porque en la elección de los constituyentes la empresa a cargo del sistema de votación denunció una "manipulación" de los resultados.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El Palacio Legislativo fue escenario de violencia en octubre de 2016, cuando simpatizantes del gobierno agredieron a algunos diputados opositores.

Pero el gobierno y los poderes a cargo han negado las acusaciones, las han atribuido a "un ataque más de la derecha internacional" y han insistido en que la Constituyente, no importa cuán polémica sea, se dará.

La puja de poder dentro del chavismo

Esta ANC busca modificar la actual Constitución, promulgada en 1999 luego de que el fallecido Hugo Chávez fuera elegido por primera vez.

En ese momento, el presidente de la ANC fue Luis Miquilena, uno de los políticos y abogados más respetados del país, quien falleció en 2016.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En 1999 se promulgó una nueva Constitución, mientras Hugo Chávez era el presidente.

Y él, al ser el presidente de la ANC, tuvo más poder que Chávez.

"Pero Miquilena no era un muchacho y no se iba a poner a inventar peleas políticas, respetaba el mandato popular de Chávez y era más un dirigente del mundo político que conciliaba con derecha e izquierda", explica Ernesto Alvarenga, historiador y constituyente en el 99.

Según Alvarenga, una importante diferencia entre las dos ANC es que en el 99 se pautaron 6 meses de duración de la misma y duró finalmente tres y medio.

"Pero ahora no sabemos cuánto va a durar y puede que pase como en Cuba, que duró 16 años en los que Fidel (Castro) gobernó por decreto", opina en entrevista con BBC Mundo.

Cabello dijo el sábado que la ANC esperar durar "máximo" dos años.

Muchos especialistas consideran esta ANC como una medida en la "línea cubana", de la cual Maduro es un declarado admirador.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Muchos especialistas consideran esta ANC como una medida en la "línea cubana", de la cual Maduro es un declarado admirador.

"Otra diferencia es que aquella vez estaba clara la calidad de los Constituyentes: todos eran constitucionalistas, demócratas, muy preparados, con formación académica, pero ahora vemos que son activistas políticos sin mucha preparación", añade Alvarenga.

Vladimir Villegas, también constituyente en el 99, asegura que una diferencia más con la ANC de ahora es que en ese entonces el liderazgo del presidente era indiscutido, por lo que una puja de poder entre el Ejecutivo y la ANC era improbable.

"Pero ahora esta constituyente sí genera ese posible enfrentamiento de poderes, porque no es hija del liderazgo de Maduro sino de la urgencia de Maduro de no someterse a una consulta popular", le dice el hoy periodista a BBC Mundo.

Tanto Villegas como Alvarenga adelantaron que el "madurismo" es mayoritario dentro del chavismo y por eso un aliado suyo sería elegido presidente.

Rodríguez fue la escogida y el mismo Diosdado Cabello fue quien la propuso durante la sesión.

Así hubiese una puja dentro del chavismo, la elección del presidente ya estaba acordada. Y el partido de gobierno logró, una vez más, mostrarse unido ante su gente.

Contenido relacionado