México: detienen a supuesto capo

Felipe Calderón, presidente de México
Image caption Calderón dijo que los problemas de corrupción, impunidad e inseguridad son un desafío para el Estado.

El presidente de México, Felipe Calderón, anunció que el ejército de su país capturó a un presunto narcotraficante, a quien se le acusa de haber atacado con una granada el consulado de Estados Unidos en Monterrey, en octubre de 2008.

A Sigifrido Nájera, supuesto líder del cartel del Golfo, también se le acusa de haber atacado las instalaciones de la cadena Televisa, en esa ciudad norteña, en enero.

El gobierno mexicano responsabiliza a Nájera, quien fue aprehendido en la ciudad de Saltillo, Coahuila -en el norte del país- de haber torturado y asesinado a nueve soldados mexicanos.

"La captura de este peligroso delincuente -que tiene que pagar precisamente por lo que ha hecho a la sociedad mexicana- y de varios de sus secuaces, no hubiese sido posible en las circunstancias actuales sin la valiosa ayuda del ejército mexicano", dijo Calderón.

Operativos

El arresto de Nájera, alias "El Canicón", se produce horas después de que la Procuraduría mexicana diera a conocer el arresto de Vicente Zambada Niebla, el hijo de uno de los principales capos del narcotráfico en ese país.

Zambada Niebla alias "el Vicentillo", es hijo de Ismael "el Mayo" Zambada, uno de los líderes del Cartel de Sinaloa cuyo jefe máximo es el hombre más buscado de México, Joaquín "el chapo" Guzmán.

Lea: Capturan a "el Vicentillo"

Durante el mandato de Calderón, decenas de miles de soldados han sido desplegados para frenar la lucha que sostienen los carteles de la droga por conseguir lucrativas rutas hacia Estados Unidos.

En los últimos 15 meses, más de 7.000 mexicanos han muerto como consecuencia de la escalada de la violencia.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.