Sí va el Museo de la Memoria en Perú

Familiares de desaparecidos en Perú
Image caption El museo busca honrar la memoria de la víctimas del conflicto civil de Perú.

El presidente de Perú, Alan García, tuvo un cambio de parecer con respecto a la construcción de un museo en honor a las casi 70.000 víctimas del conflicto civil con el grupo rebelde Sendero Luminoso un mes después de rechazar una donación de Alemania de US$2 millones para construir el monumento.

El rechazo de la oferta alemana fue objeto de severas críticas, especialmente de parte del escritor y ex candidato presidencial Mario Vargas Llosa, que tildó al mandatario de intolerante y obtuso.

Esta semana, sin embargo, el presidente peruano invitó a la más ilustre figura literaria a que dirigiera el proyecto para el museo.

Lea: Polémico Museo de la Memoria

Ahora García y Vargas Llosa, otrora rivales y opositores políticos, tienen una relación cordial después de que el novelista pidiera una cita privada entre los dos para limar asperezas.

Vargas Llosa encabezará una comisión que administra el diseño y construcción de lo que se ha dado a conocer como Museo de la Memoria.

Responsabilidad política

El corresponsal de la BBC en Lima, Dan Collyns, dice que el rechazo original de la donación alemana puso en relieve el récord de Alan García en derechos humanos durante su primer mandato a finales de los años 80.

Image caption La decisión de crear el museo coincide con el esperado fallo en el juicio del ex presidente Fujimori.

Este período es considerado como uno de los más sangrientos en el conflicto interno de Perú entre las fuerzas del Estado y los rebeldes maoistas de Sendero Luminoso.

Una comisión gubernamental de la verdad y reconciliación que investigó el conflicto lo exoneró de la responsabilidad criminal, más no política, de varias masacres perpetradas por el ejército durante ese período, informa nuestro corresponsal.

El cambio de parecer del presidente García sucede a pocos días de que se emita el fallo en el juicio del ex presidente Alberto Fujimori, por su presunta responsabilidad en numerosos abusos a los derechos humanos.

Alemania había ofrecido US$2 millones después de que uno de los funcionarios de su embajada visitara una exposición fotográfica que reflejaba una crónica del conflicto.

El museo podría ser el primer paso hacia un tipo de reconciliación nacional en Perú.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.