Otra acusación y otro gabinete para Lugo

Fernando Lugo, presidente de Paraguay
Image caption Lugo dice estar dispuesto a actuar con la verdad.

En medio de un nuevo escándalo por una segunda mujer que reclama ser la madre de su hijo no reconocido, de seis años, el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, anunció este lunes cuatro cambios en su gabinete.

A una semana de haber reconocido ser el padre de un niño de dos años, concebido cuando él aún era obispo, el mandatario enfrenta ahora la acusación de Benigna Leguizamón, quien asegura que Lugo es el padre de uno de sus cuatro hijos.

Leguizamón, de 27 años, le dio al mandatario un plazo de 24 horas antes de llevar su caso ante la justicia.

En un breve comunicado, el jefe de Estado señaló que "está dispuesto a actuar con la verdad" ante este nuevo caso y volvió a poner a su abogado Marcos Fariña a cargo del tema.

Poco tiempo después de este anuncio, Lugo informó durante una conferencia de prensa que cambiará a cuatro ministros de su gabinete.

Los reemplazos afectan las carteras de Agricultura y Ganadería, Industria y Comercio, Justicia y Trabajo y Educación y Cultura.

Aniversario con sorpresas

Los cambios ministeriales se producen durante el primer aniversario del triunfo electoral de Lugo, que puso fin a seis décadas de gobierno del Partido Colorado en Paraguay.

A pesar de que el domingo el propio mandatario había desestimado la posibilidad de hacer los cambios que él mismo había anticipado días antes, éstos finalmente se concretaron.

Lugo nombró a Enzo Cardozo como nuevo ministro de Agricultura y Ganadería, al diputado Francisco Rivas como ministro de Industria y Comercio, a Humberto Blasco como ministro de Justicia y Trabajo, y a Horacio Galeano Perrone como responsable de Educación y Cultura.

El mandatario agradeció el gesto de los ministros salientes, que pusieron a disposición su cargo para permitir la renovación gubernamental.

Nueva acusación

Lugo evitó hacer referencia al nuevo proceso legal que podría enfrentar por una supuesta paternidad, pero señaló que está a disposición de la justicia para que se lo investigue.

En declaraciones a la prensa este lunes, Benigna Leguizamón, de Ciudad del Este, advirtió: "Si (Lugo) no asume su responsabilidad mañana a la seis de la mañana, presento la demanda".

La mujer también aseguró que "ya era mayor" cuando tuvo la relación con el entonces obispo de San Pedro, el departamento más pobre del país.

Según Leguizamón, no había realizado la demanda antes, porque "tenía miedo".

"Cuando vi el caso de esta chica, Viviana Carrillo, me animé", señaló.

Imagen

Para la periodista Patricia Vargas, del diario Última Hora, la decisión de Lugo de revertir sus declaraciones del día anterior, y finalmente anunciar el cambio de cuatro ministros, buscó tapar el escándalo que explotó en la mañana, por una supuesta segunda paternidad.

"El cambio fue una estrategia para desviar la atención del público", opinó a BBC Mundo, agregando que "no ha tapado el escándalo, ya que sigue la repercusión y sigue la sorpresa".

Según los analistas, la polémica que generó la admisión del presidente la semana última ha golpeado la imagen de Lugo, agravando los problemas que sufre por las fisuras que han aparecido en la coalición gubernamental, la Alianza Patriótica para el Cambio (APC).

Lea: Consecuencias de una confesión

Según una encuesta de Última Hora, la popularidad del mandatario cayó un 16% la semana pasada, luego de que reconoció ser padre, tras ser amenazado con una demanda legal.

Así, los niveles de aprobación de Lugo bajaron del 64% al 48%, de acuerdo a ese medio.

Por su parte, la Conferencia Episcopal Paraguaya, que la semana última pidió perdón "por los pecados de los miembros de la Iglesia", informó a BBC Mundo que no volvería a dar a conocer un nuevo comunicado tras el episodio de este lunes.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.