Ahora, el escándalo de la "Dmgpolítica"

David Murcia Guzmán
Image caption Murcia Guzmán implicó a varios congresistas colombianos.

En Colombia, primero fue el escándalo por la narcopolítica, luego el de la parapolítica, después los de la Farcpolítica y la Elnpolítica. Y ahora el turno es para la Dmgpolítica.

El promotor del referendo que busca la segunda reelección del presidente Álvaro Uribe, dos gobernadores y otro alto funcionario están siendo investigados por la justicia colombiana por supuestos vínculos con DMG, el conglomerado cuya quiebra afectó a más de 200 mil ahorradores.

Por la llamada "Dmgpolítica" ya han declarado ante la Fiscalía los gobernadores de Bolívar y Magdalena, en la Costa Caribe, el personero de Bogotá y el promotor del referendo reeleccionista.

Aunque el fundador de DMG, David Murcia, declaró a la revista Cambio que su empresa aportó US$2 millones para promover el referendo de la segunda reelección, este miércoles se negó a responder un cuestionario ante una comisión del Congreso de la República.

Su abogado, Gustavo Salazar Pineda, dijo que Murcia solo hablará ante el pleno del Senado.

En otra declaración a los medios de comunicación, Murcia, que está preso, aseguró hace poco que DMG también apoyó las campañas de un gran número de congresistas colombianos.

Sin embargo, el vocero de la Corte Suprema de Justicia, Germán Gómez, le dijo a BBC Mundo que ese tribunal todavía no ha iniciado investigaciones contra congresistas por supuestos nexos con DMG.

Por ahora tampoco se sabe que la justicia esté investigando a un general del Ejército, cuyo nombre es mencionado en una llamada telefónica interceptada a directivos de DMG.

El caso judicial más avanzado hasta ahora es el que la Fiscalía tiene contra el personero de Bogotá, que es el funcionario que defiende los derechos humanos en la ciudad.

Esta semana, la Fiscalía sindicó a Francisco Rojas Birry, el personero, por el delito de enriquecimiento ilícito, por haber supuestamente recibido cerca de 100 mil dólares de DMG. El funcionario, sin embargo, niega los cargos.

Varios escándalos

Lo preocupante, dicen analistas consultados por BBC Mundo, es que la Dmgpolítica no es el primer escándalo de su tipo.

A mediados de los 90 estalló la "narcopolítica", que puso a decenas de congresistas y políticos en la cárcel por haber recibido dineros de los narcotraficantes. Y en la actualidad hay otros escándalos en curso: la "parapolítica", por los vínculos con los paramilitares, además de la FARCpolítica y la ELNpolítica, por los nexos con las guerrillas de las FARC y el ELN.

Para la profesora Elisabeth Ungar, que coordina el proyecto Congreso Visible, de la Universidad de los Andes, buena parte de la respuesta a los escándalos tiene que ver con la financiación de los partidos y las campañas políticas.

"Eso está por inventarse en el mundo y particularmente en Colombia, donde el sistema político es permeable a la captura o cooptación por parte de sectores ilegales", opina Ungar en su diálogo con BBC Mundo.

Según ella, esa penetración se da mucho más fácil localmente, pasa a las regiones y luego llega a las instancias nacionales.

La académica subraya que, además de la financiación, hay un problema más de fondo: "la debilidad de las instituciones colombianas".

Financiación y debilidad

Ungar considera que, contrario a la idea generalizada, "las instituciones colombianas son frágiles y se basa mucho en las personas y los intereses del momento".

Otro analista, Pedro Medellín, quien es columnista del diario El Tiempo, señala que el caso de la DMGpolítica es una consecuencia del "proceso de degradación a partir de la debilidad de los partidos políticos".

"La financiación afecta a un régimen político donde hay desinstitucionalización y el poder personal adquiere más fuerza", expresa.

De acuerdo con Medellín, los narcos, los paramilitares, las guerrillas y DMG buscan "inmunidad e impunidad" cuando financian a actores políticos.

"Esos actores penetran las instituciones y las subordinan", añade Medellín.

Por ahora, no se sabe si el Senado recibirá a Murcia, para que hable ante su plenaria, como ya lo hicieron en el pasado algunos de los jefes paramilitares que estaban en negociaciones de paz con el gobierno.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.