Indígenas toman edificio gubernamental

Indígenas brasileños, encerrados en una sede de la Administración Pública del país.
Image caption Según Funasa, nadie fue herido durante la ocupación, y no se han registrado daños materiales.

Unos cien indígenas brasileños tomaron este martes un edificio gubernamental en Sao Paulo y retuvieron a los funcionarios que trabajan allí, para reclamar por un mejor servicio de salud.

Los manifestantes, que representan a unos 5.000 indígenas de 37 comunidades paulistas, coparon la sede de la Fundación Nacional de Salud (Funasa), un organismo dependiente del Ministerio de Salud, que se encarga de la asistencia médica y sanitaria de las poblaciones indígenas.

Según los manifestantes, los recursos de salud no están llegando a sus aldeas.

"Los niños indígenas están desnutridos, muriendo por montones. Falta saneamiento básico, no tenemos vehículos en los puestos de salud, no tenemos remedios", dijo el cacique Dara, uno de los representantes de la protesta.

"Los indios están siendo abandonados", sentenció.

Los cerca de 30 funcionarios que permanecían detenidos en el edificio fueron liberados por la tarde.

Según Funasa, nadie fue herido durante la ocupación y no se han registrado daños materiales.

Reclamo

Los organizadores de la protesta reclaman la presencia del presidente nacional de Funasa, Danilo Forte, a quien responsabilizan por no haber removido al director del organismo en Sao Paulo, Raze Rezek.

La policía militar aisló la zona, pero no logró entablar un diálogo con los manifestantes.

"Sólo vamos a hablar con la policía federal", afirmó el cacique Guaracy, otro de los que habló en nombre de los manifestantes.

"Esa es la forma que tenemos de llamar la atención de (los políticos en) Brasilia", señaló.

Según informó la polícia militar, los manifestantes han aceptado abandonar el predio, una vez que hablen con las autoridades de la Funasa.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.