Última actualización: domingo, 17 de mayo de 2009 - 23:25 GMT

Miles se manifiestan en Guatemala

Protestas en Guatemala en contra de Álvaro Colom

Las protestas se desarrollaron rodeadas de un amplio dispositivo de seguridad.

Miles de guatemaltecos protestaron en las calles de la capital este domingo en dos manifestaciones organizadas a favor y en contra del gobierno del presidente Álvaro Colom.

Unos pedían la renuncia del mandatario tras ser acusado de participar en el asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg, mientras que los otros expresaban su respaldo al presidente, señalando que existe una campaña para desestabilizar al gobierno.

Las protestas, que concluyeron sin incidentes, se desarrollaron a una distancia de 10 cuadras en el centro histórico de Ciudad de Guatemala, rodeadas de un amplio dispositivo de seguridad, en el que participaron más de 5.000 agentes de la Policía Nacional Civil con el apoyo de miembros del Ejército.

Álvaro Colom, el primer socialdemócrata que ha llegado a gobernar Guatemala, enfrenta una grave crisis política por la difusión de un video donde Rodrigo Rosenberg, poco antes de ser asesinado el domingo 10 de mayo, le acusa a él, a su esposa y a uno de sus asesores, de su muerte.

Vea la entrevista que BBC Mundo mantuvo con Álvaro Colom

Ahora, el caso está en manos de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), la Fiscalía General y el FBI.

"Exigimos su renuncia"

Silvia Kepfer

"Creo que es necesario que el presidente Colom renuncie”, opinó Silvia Kepfer.

Silvia Kepfer llegó junto a su familia a la Plaza Italia, en el centro de la capital guatemalteca, a eso de las nueve de la mañana.

Venía preparada con lienzos, pancartas y hasta una silla que le permitía gritar a todo el que quisiera escuchar que está cansada de la impunidad en su país.

"Me gustaría que se haga justicia y para eso creo que es necesario que el presidente Colom renuncie", dijo Kepfer.

Drina Ortiz llegó a la manifestación en contra de Álvaro Colom por las mismas razones, pero con una historia que marcó su vida.

"Nosotros tenemos una víctima en nuestra propia familia. A mi hermano, Roberto Ortiz, lo mataron y nunca se hizo justicia. Por eso estoy hoy día aquí, protestando contra la impunidad", dijo Ortiz.

Protesta sin indígenas

Maria Magdalena Bixcul

"Vinimos voluntariamente a la manifestación”, dijo M. Magdalena Bixcul

Todos los manifestantes vestían camisetas de color blanco y alzaban pancartas exigiendo justicia.

Un elemento que resaltaba en esta protesta, organizada por una de las más poderosas organizaciones empresariales del país, es que casi no había ni un sólo rostro indígena.

Prácticamente todos los participantes pertenecían a la clase media y alta de la sociedad guatemalteca.

¿Por qué no se ven indígenas en las calles contra el presidente Colom? Esa es la pregunta que muchos se hacen hoy en un país profundamente dividido por más de tres década de guerra civil y una crisis institucional que podría poner en jaque la estabilidad de la nación.

El tema de la presencia indígena no es un dato accesorio en un país donde cerca de la mitad de los 13 millones de habitantes es descendiente de los Mayas.

A esta manifestación asistió el general en retiro Otto PérezMolina, líder de la oposición y ex candidato presidencial derrotado por Colom en los comicios de 2007.

"Vinimos voluntariamente"

Partidarios de Álvaro Colom

La mayoría de la gente que se manifestó a favor de Colom vino de comunidades campesinas.

María Magdalena Bixcul se levantó a las cuatro de la mañana para viajar en una camioneta por tres horas y media desde el municipio de Concepción hasta la capital.

"No nos obligaron, no nos pagaron, vinimos voluntariamente a la manifestación", dijo Bixcul en respuesta a las críticas que señalan que la mayoría de los indígenas que se congregaron en la Plaza de la Constitución para manifestarse a favor de Colom vinieron amedrentados por funcionarios locales o porque recibieron un poco de dinero.

Ella habla bien español, pero las mujeres que la acompañan no querían, o quizás no podían, conversar con BBC Mundo.

El idioma de este grupo de alrededor de 30 personas, la mayoría mujeres, es el Kaqchikel. También se comunican en Quiche y a veces en español.

Con una mirada de desconcierto y desconfianza, ellas optaron por no hablar.

La única que lo hizo fue María Magdalena Bixcul, secretaria de una organización comunitaria llamada Adicoso y encargada de organizar la movilización del grupo.

"Estamos aquí para apoyar al presidente porque trabaja por los pobres", le dijo a BBC Mundo.

¿Manifestación espontánea?

Manifestantes a favor de Álvaro Colom

El gobierno insiste en el discurso de que hay "dos guatemalas".

Según los propios organizadores de esta manifestación, la mayoría de la gente vino de comunidades campesinas del interior del país, convocados y transportados por miembros del partido oficialista Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

En las radios locales la discusión estaba centrada en si la gente había ido a la manifestación en apoyo de Colom por voluntad propia o bajo amenaza o extorsión.

A la estación Sonora, por ejemplo, no paraban de entrar llamados telefónicos de distintos puntos del país con gente denunciando presiones y otros diciendo que protestaban libremente.

Lo que si está claro es que las opiniones estaban polarizadas y que el asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg sacó a la luz pública una vez más las divisiones que rasgan a la sociedad guatemalteca.

Una o dos "Guatemalas"

El gobierno insiste en el discurso de que hay "dos guatemalas" que se hacen evidentes en la composición étnica y social de los manifestantes.

Pero sin duda el problema es mucho más complejo y está marcado por los altos niveles de impunidad, pobreza, violencia e inseguridad que siguen golpeando al país, como si la historia no quisiera darle tregua a esta nación centroamericana.

Por lo pronto, si hay algo en lo que coinciden los distintos sectores políticos es en la confianza que han puesto en la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), un organismo de la ONU, que junto al Ministerio Público y el FBI están investigando la muerte del abogado Rosenberg, el empresario Khalil Musa y su hija Marjorie.

Álvaro Colom ha rechazado los cargos que se le imputan y ha insistido en que no renunciará a su cargo.

La crisis, al parecer, recién comienza.

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Descargue la versión más reciente de Flash Player aquí

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Vea la entrevista que BBC Mundo mantuvo con Álvaro Colom

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.