Más cerca de un tercer mandato

Álvaro Uribe, presidente de Colombia
Image caption El llamado a referendo para habilitar otra reelección presidencial debe ser revisado por la Corte Constitucional.

La aprobación de la ley que convoca a un referendo en Colombia para decidir si se abre la posibilidad de una segunda reelección de Álvaro Uribe puso en suspenso la campaña electoral de este país, que escogerá presidente en mayo de 2010.

"La ley de referendo aumenta la incertidumbre", declaró a BBC Mundo el candidato presidencial Sergio Fajardo, un político de centro que fue alcalde de Medellín, la segunda ciudad del país, y quien hasta el momento es el más firme rival de Uribe, según varias encuestas de intención de voto.

Fajardo hace parte de media docena de aspirantes que ya han anunciado su intención de competir por la presidencia, entre los cuales hay varios miembros de los opositores Partido Liberal y Polo Democrático Alternativo, además de agrupaciones que apoyan a Uribe, como el Partido Conservador y el Partido de la U.

Opine: ¿Qué le parece la aprobación de esta ley?

La incertidumbre por la aprobación de la ley que convoca al referendo se debe, sobre todo, a que Uribe sigue sin oficializar su aspiración, que es apoyada entusiastamente por muchos de sus seguidores en el Congreso.

Además de eso, otros procesos también generan inquietud en el ambiente político colombiano. La versión final de la ley que fue aprobada este martes en el Senado tendrá que ser negociada con la Cámara de Representantes, que inicialmente avaló otro texto.

Después de ese paso, la ley tendrá que ser revisada por la Corte Constitucional. Si pasa ese examen, entonces se convocará al pueblo a las urnas. Eso debería ocurrir en noviembre o diciembre próximos.

Pero no basta con que una mayoría diga sí al cambio en la Constitución, que ya fue reformada hace cinco años para autorizar la primera reelección. Se necesita que una cuarta parte de los electores participe en las votaciones para que el referendo sea válido.

¿7,4 millones de votantes?

El senador Gustavo Petro, del izquierdista Polo Democrático Alternativo, quien ya comenzó su campaña a la presidencia, le dijo a BBC Mundo que Álvaro Uribe nunca ha logrado convocar a las urnas a 7,4 millones de votantes, el mínimo que se necesita para que un referendo sea válido.

"Por eso es muy previsible que el gobierno engrase toda la maquinaria para convocar a esos electores a las urnas y que, además, las autoridades electorales depuren el censo electoral y reduzcan el número de votantes habilitados", sostuvo.

Sergio Fajardo, que en medio de la polarización que vive Colombia no se define como uribista ni como antiuribista, expresó su rechazo a una segunda reelección presidencial, porque "debilita las instituciones, que debemos fortalecer".

"Una segunda reelección afecta a la democracia como sistema y al equilibro de poderes", añadió Fajardo en su diálogo con BBC Mundo.

Image caption Santos renunció este lunes al Ministerio de Defensa, pero aclaró que sólo será candidato si Uribe no se postula.

Junto a Fajardo y Petro otros candidatos ya han comenzado sus campañas, aunque algunos de ellos -amigos del gobierno- han anunciado que se retirarán de la contienda si Uribe se lanza.

Entre ellos están el exministro de agricultura Andrés Felipe Arias y el dimitente ministro de Defensa, Juan Manuel Santos. Este último ha dicho que sólo será candidato si Uribe no se presenta a otra elección.

Opiniones divididas

Analistas políticos consultados por BBC Mundo están divididos sobre la suerte de la ley durante su examen en la Corte Constitucional que se considera cercana al gobierno.

Al mismo tiempo, han surgido dudas sobre la forma en que se financió la recolección de los cinco millones de firmas que respaldaron la ley que fue sometida al Congreso.

David Murcia Guzmán, el encarcelado jefe del conglomerado DMG, dijo que él aportó US$2 millones para llevar hasta Bogotá las firmas que apoyaron la ley.

En ese contexto, otros aspirantes presidenciales consultados por BBC Mundo, como la senadora Cecilia López, del Partido Liberal, destacaron que el panorama político colombiano "es muy complejo".

"La situación se le está complicando al gobierno por los escándalos de los hijos del presidente -acusados de haber sido favorecidos en sus negocios por decisiones del gobierno nacional- y por los efectos de la crisis económica", afirmó la legisladora.

López, quien fue jefe de planeación nacional -un cargo que tiene estatus de ministerio- en el gobierno de Ernesto Samper, sostuvo que, a pesar de la popularidad de Uribe, a éste le afectará el frenazo de la economía y el aumento del desempleo, que han sido evidentes en los últimos meses.

Pero, por ahora, lo único cierto es que los partidarios de Uribe sacaron adelante la ley de referendo e impusieron sus mayorías.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.