Tensión en el oficialismo hondureño

Manuel Zelaya, presidente, foto gentileza gobierno de Honduras.
Image caption El titular del Congreso rechaza el proyecto reeleccionista del presidente Zelaya.

El presidente hondureño, Manuel Zalaya, y el titular del Congreso, Roberto Micheletti, cruzaron insultos y acusaciones, después de que el último denunciara haber recibido amenazas de muerte.

Ambos pertenecen al Partido Liberal pero quedaron en sectores antagónicos a raíz de la convocatoria a una consulta para que los ciudadanos avalen o rechacen una reforma constitucional para habilitar la reelección presidencial.

En medio de una sesión, el presidente del Congreso unicameral dijo a la prensa que fue informado "que se ha contratado ya prácticamente a un individuo para que nos haga el correspondiente asesinato".

"Yo aquí públicamente responsabilizo al Poder Ejecutivo si algo me pasase a mí o a mi familia, a mis hijos o a mi esposa, porque ya basta, porque yo creo que nosotros no tenemos por qué estar sufriendo situaciones de aspiraciones de un trastornado que quiere quedarse con el poder en el país", afirmó Micheletti.

Zelaya se defiende

Tanto el presidente Zelaya como su secretario privado Eduardo Reina, negaron las acusaciones.

Desde Nicaragua, donde participa en una cumbre centroamericana, el jefe de Estado hondureño le dijo a la agencia española EFE que "quienes hacen esas denuncias tienen fiebre porcina y están delirando".

El actual mandatario pretende que el 28 de junio los ciudadanos se expresen sobre la conveniencia de instalar una "cuarta urna" en las elecciones generales de noviembre y de esa manera consultar al electorado sobre la posibilidad de modificar la Carta Magna y habilitar la reelección presidencial.

La iniciativa impulsada por Zelaya -cuyo mandato finaliza en enero de 2010- es rechazada por Micheletti, quien sostiene que el presidente pretende perpetuarse en el poder.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.