Bachelet rinde cuentas por última vez

Michelle Bachelet
Image caption Bachelet no puede ser reelegida.

La crisis económica mundial y la defensa de la protección social fueron los principales ejes que abordó la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, en su último mensaje ante el Congreso Nacional, en la ciudad portuaria de Valparaíso.

En medio de estrictas medidas de seguridad por una serie de manifestaciones que se llevaron a cabo afuera del recinto, la mandataria rindió su cuarta Cuenta Pública sobre el estado de la nación, y detalló los planes que llevará a cabo durante sus últimos diez meses de gestión.

Con niveles de aprobación por encima del 60%, según todos los sondeos de opinión en el país, la mandataria -a quien la Constitución no le permite presentarse para una reelección- deja el cargo en su momento de mayor popularidad.

El anuncio más saliente de su discurso fue la entrega de un bono de invierno de unos US$72 que se pagará en agosto a unas cuatro millones de personas que dependen de la ayuda estatal.

El bono había sido uno de los reclamos del líder de la oposición, Sebastián Piñera, quien lidera las encuestas para los comicios presidenciales de diciembre próximo.

Protección contra la crisis

La mandataria agradeció ante el plenario del Congreso por el apoyo que había recibido de "todos los partidos políticos" para aprobar el plan de estímulo fiscal que anunció en enero pasado, por el cual se destinaron US$4.000 millones para hacer frente a la crisis financiera internacional.

Y destacó la decisión de adelantar a septiembre la entrega de la devolución de impuestos correspondientes a 2009, otra medida que busca paliar los efectos de la debacle económica.

Image caption El discurso de Bachelet estuvo acompañado por protestas callejeras.

Bachelet también anunció la creación de más de 100 nuevos puestos de trabajo en la economía nacional, y llamó a los empresarios a cuidar "el empleo y a su gente".

Señaló además que los beneficios sociales que otorgó su gobierno fueron posibles gracias a la disciplina con la que se manejaron los fondos del país, y resaltó la importancia de que el crecimiento de Chile fuera "de la mano de la equidad".

Reacciones

"Siento una omisión en el mensaje presidencial, porque no hubo una sola palabra para hacerse cargo del despilfarro y de la corrupción que desgraciadamente existe en el gasto público", opinó tras el discurso Piñera, candidato de la opositora Coalición por el Cambio.

El multimillonario empresario aplaudió el anuncio del bono de invierno para las familias más pobres, pero consideró que de no haber existido casos de mala administración del dinero estatal -como los problemas con el sistema público de transporte, Transantiago- ese dinero podría haberse multiplicado.

En tanto el principal rival de Piñera, el ex presidente Eduardo Frei, candidato de la oficialista Concertación, dijo sentirse "orgulloso de la presidenta".

"Ha cumplido con su programa, ha instaurado la protección social como el eje de su gobierno y hoy en día entrega una serie de pautas para el último año de su gobierno", señaló el senador.

Gripe porcina

El discurso de Bachelet se produjo en medio de una creciente preocupación en el país por el aumento de los casos de gripe H1N1 A, que ya han llegado a 24, la cifra más alta en América Latina.

A pesar de esto, la presidenta hizo una referencia breve al tema, llamando una vez más a la calma y asegurando que el país está preparado para hacerle frente a la enfermedad.

"No se justifican las voces alarmistas", señaló, afirmando que Chile cuenta con todo lo necesario para asegurar la salud de su población.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.