Informe israelí molesta a Bolivia

Juan Ramón Quintana, ministro de la Presidencia (foto gentileza ABI)
Image caption "Solo a un payaso se le puede ocurrir semejante barbaridad", dijo el ministro Juan Ramón Quintana.

En Bolivia, el gobierno del presidente Evo Morales calificó como "una payasada" los informes provenientes de Israel en el sentido de que Venezuela y Bolivia proveen uranio a Irán.

El Ministerio de Minería dijo que Bolivia no produce uranio y que, por tanto, no podría estar produciendo para el programa nuclear de Irán.

El Ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, en su calidad de canciller interino, dijo que si hay alguna agencia de seguridad de Israel que ha dado a conocer esa información es una "agencia de ineptos, incompetentes y además de payasos, porque solamente a un payaso se le puede ocurrir semejante barbaridad".

Informe molesto

Las agencias de noticias, desde Jerusalén, citan un informe del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel en sentido de que "Venezuela suministra a Irán uranio para su programa nuclear". El mismo informe señala más adelante que "parece que Bolivia es un suministrador de uranio del programa nuclear iraní".

El ministro de Minería boliviano, Alberto Echazú, dijo que "Bolivia no produce nada. ¿Alguna vez han visto que se produzca uranio en el país?".

Sin embargo, la misma autoridad reconoció que "hay uranio en el país", pero aclaró que es producto de la explotación de tantalita que se exporta a EE.UU. "En Santa Cruz se exporta tantalita y en esa tantalita que es óxido de tantalio, hay uranita, que óxido de uranio", dijo.

La agencia local ANF informa que la Prefectura de Potosí, controlada por el gobierno de Morales, iniciará la exploración de uranio desde el próximo año, con un proyecto de US$300.000 dólares.

Bien con Irán, mal con Israel

Image caption En el informe de Israel aseguran que “Venezuela suministra a Irán uranio para su programa nuclear”.

Bolivia e Irán inauguraron relaciones diplomáticas en septiembre de 2007, cuando el mandatario Majmud Ahmadineyad, visitó a Evo Morales en La Paz.

Entonces, ambos gobiernos defendieron "el derecho de los países al desarrollo de la energía nuclear con fines pacíficos en el marco del Tratado de no Proliferación de Armas Nucleares".

Entonces, Irán comprometió una cooperación de US$1.200 millones a Bolivia. Más tarde, Irán también expresó su interés de financiar la instalación de un canal de televisión para los movimientos sociales afines a Evo Morales.

Por un lado, Bolivia inició la diplomacia con Irán y, por otro, rompió relaciones con Israel en enero de este año, como una actitud de protesta a los ataques lanzados por Israel a la Franja de Gaza.

Contra los medios

Este martes, el ministro Quintana, además de descalificar a las agencias de seguridad de Israel, atacó a los medios que difundieron la noticia.

Dijo que "es proverbial la irresponsabilidad de algunos periodistas" y calificó las noticias difundidas sobre el tema como "comedia periodística" y "acto periodístico histriónico".

Argumentó que Bolivia apenas está empezando a instalar infraestructura para las industrias básicas, como la producción de leche o la dotación de energía eléctrica al área rural y que no podría estar cooperando en un programa nuclear.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.