Recompensa por asesino de reportero

Cartel de búsqueda del narco Joaquín Guzmán Loera, alias El Chapo
Image caption El Chapo es uno de los hombres más ricos del mundo según la revista Forbes.

En medio de una nueva escalada de violencia contra periodistas mexicanos, la Procuraduría General de la República (PGR) ofreció una recompensa de US$380.000 dólares por información sobre los homicidas del reportero Eliseo Barrón, asesinado en Durango, en el norte de México.

La oferta surge luego que el líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín -El Chapo- Guzmán, amenazó a periodistas a través de carteles colocados a unos kilómetros de donde ocurrió el asesinato.

"Ya estamos aquí periodistas, pregúntenle a Eliseo Barrón. El Chapo y Cártel del Poniente no perdonan, cuídense soldados y periodistas", decía uno de los mensajes.

Los carteles aparecieron en los momentos en que se sepultaba el cuerpo del comunicador, quien según una hipótesis de la PGR fue víctima de traficantes de droga.

Organizaciones como la Federación Internacional de Periodistas y Reporteros Sin Fronteras, señalan que México es uno de los países más peligrosos para el ejercicio periodístico en el mundo.

De hecho, la Comisión Nacional de Derechos Humanos documentó el asesinato de 50 comunicadores en los últimos nueve años. Otros siete están desaparecidos.

Violencia creciente

Image caption El periodista Eliseo Barrón fue supuestamente asesinado por narcotraficantes.

Entre enero y mayo el Centro de Comunicación Social (CENCOS) ha documentado 101 agresiones a trabajadores de medios de comunicación.

En algunos sitios como Ciudad Juárez, los periódicos locales dotaron a sus reporteros con chalecos antibalas. En otros como Nuevo Laredo los medios cancelaron los reportes sobre tráfico de drogas en la región.

Para académicos como Denise Dresser, del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), las agresiones a comunicadores son una muestra de la incapacidad gubernamental para proteger a los ciudadanos de la violencia por el tráfico de drogas.

Otros son más directos. "Basta ya, no más crímenes, no más impunidad", dijo el rector de la Universidad Iberoamericana, José Morales Orozco.

Por lo pronto, en la ceremonia donde se entregó el Premio Nacional de Periodismo de México apareció un cartel de protesta: "No hay nada que celebrar mientras sigan matando periodistas".

Guardaespaldas, la respuesta

Desde hace tres años en la PGR existe la Fiscalía para la Atención de Delitos Cometidos contra Periodistas, la cual ha dicho que en México los comunicadores viven el mismo riesgo que el resto de los ciudadanos.

Según la Fiscalía, sólo el 16% de las agresiones a trabajadores de los medios tienen su origen en la delincuencia organizada.

Por lo pronto, ante las amenazas de El Chapo, la Procuraduría de Justicia de Coahuila ofreció protección policíaca a los periodistas que lo soliciten.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.