Las lágrimas de Mauricio Funes en París

Mauricio Funes, presidente electo de El Salvador, al retirarse de la audiencia judicial
Image caption Funes había enviado a su hijo a Francia para protegerlo de la violencia en El Salvador.

El presidente electo de El Salvador, Mauricio Funes, lloró en un tribunal de París al comparecer en el juicio contra el asesino de su hijo, quien fue condenado a 16 años de prisión tras cuatro horas de deliberaciones.

Funes, quien asumirá como jefe de Estado el próximo lunes, dijo que había enviado a Alejandro, de 27 años, a Francia para protegerlo de la violencia en su país.

"Habíamos decidido que abandonara El Salvador porque hay menos oportunidades que aquí. Pensamos que estaría más seguro acá porque en nuestro país hay un alto índice de criminalidad", afirmó el mandatario electo en el estrado.

Pero Alejandro, un estudiante de fotografía, murió en octubre de 2007 al ser golpeado por un atacante ebrio en el Pont des Arts de París, cerca del museo del Louvre, donde se encontraba escuchando música y conversando con compañeros latinoamericanos.

La investigación determinó que lo que le provocó la muerte fue un impacto en la cabeza con un objeto pesado.

"Nunca me habría imaginado que sería golpeado hasta la muerte aquí y que no tendría la oportunidad de cumplir con sus sueños", expresó Funes.

El presidente electo rompió en llanto al recordar que su hijo lo había llamado el día antes de su asesinato para felicitarlo por ser designado como candidato del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

"Compartíamos los mismos ideales, los mismos sueños para nuestras vidas, un deseo de transformar a El Salvador, hacer una sociedad más justa que pondría fin a la violencia", recordó.

"No soy un hombre que busca venganza, sino la verdad", dijo Funes.

Confesión

El condenado por el asesinato, Mohamed Amor, confesó haber cometido el crimen. Admitió que en ese momento estaba borracho y provocó a los estudiantes para pelear sin razón alguna.

"No quería matarlo. Lo siento", dijo Amor durante la audiencia, ante la familia de Alejandro.

Image caption El otro hijo de Funes, Carlos, también estuvo presente en la audiencia.

Otro sospechoso, Abousama Chafouk, de 33 años, también fue condenado a dos años de cárcel por el asesinato.

Según el corresponsal de BBC Mundo en Francia, Gerardo Lissardy, la presencia de Funes en el juicio causó sorpresa incluso en la embajada de El Salvador en el país europeo.

Según Lissardy, el mandatario electo ha preferido que el proceso sobre el asesinato de su hijo transcurra en un marco de discreción.

Un funcionario de la sede diplomática salvadoreña dijo a BBC Mundo que, poco después de asistir al juicio, Funes regresó a su país para preparar la asunción presidencial.

Funes, de 49 años, ganó los comicios celebrados en El Salvador el 15 de marzo.

El ex periodista consiguió una importante victoria para el FMLN, que desde 1994 había intentado tres veces llegar a la presidencia sin éxito.

El asesinato de Alejandro no fue el primero que enlutó a la familia de Funes. Su hermano murió de un disparo al principio de la cruenta guerra civil que asoló a El Salvador en la década de los años 80 y se cobró la vida de unas 70.000 personas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.