Crisis política en Honduras

Manuel Zelaya, presidente de Honduras.
Image caption Zelaya enfrenta una fuerte oposición en el Congreso e incluso dentro de su propio partido.

Una fuerte crisis política parece estarse gestando en Honduras, después de que el presidente, Manuel Zelaya, destituyera el jueves al jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, el general Romeo Vásquez, y aceptara la renuncia del ministro de Defensa, Ángel Edmundo Orellana.

El mandatario hondureño, quien hizo el anuncio en una transmisión conjunta de radio y televisión, dijo que su decisión respondía a "la crisis generada por unos sectores que han promovido la desestabilización y el caos con el fin de causar serios problemas a la institucionalidad democrática de Honduras, al orden Constitucional y al ejercicio del poder legalmente constituido".

La medida adoptada por Zelaya fue revertida este viernes por la Corte Suprema de Justicia, que admitió dos recursos de amparo con suspensión del acto reclamado interpuestos contra la destitución Vásquez.

Al mismo tiempo, el ejército hondureño habría movilizado efectivos, que han salido a las calles para prevenir posibles disturbios por parte de organizaciones populares e indígenas, que apoyan a Zelaya.

Participe: ¿Cambios o continuismo?

En el centro del debate está el referendo que el presidente desea hacer el próximo domingo, para consultar a los hondureños si están de acuerdo con que, en las próximas elecciones generales, se agregue una urna en la que los votantes opinen sobre la propuesta de convocar a una asamblea que reformaría la Carta Magna y podría permitir la reelección presidencial.

El congreso hondureño aprobó el martes una ley que regula los referendos y plebiscitos y con la que parece haber congelado los planes del mandatario de reformar la Constitución.

Congreso hondureño frena la reelección

Según la agencia de noticias EFE, el jefe del Estado Mayor Conjunto dijo que había sido separado de su cargo por negarse a violar la ley.

EFE indica que el presidente "quería que las Fuerzas Armadas brindaran todo el apoyo logístico" para la consulta popular que promueve. El periódico hondureño La Prensa, en su versión de internet, también atribuye la salida del militar y del ministro de Defensa a que no apoyaron la consulta.

Tensión

Image caption Oficialmente no se han precisado las razones que llevaron a la destitución de Vásquez.

Durante su intervención por radio y televisión, Zelaya invitó a diferentes sectores de la sociedad hondureña a reunirse con él, en las próximas horas, en la Casa Presidencial para "tomar decisiones en pro del desarrollo y la democracia hondureña".

"Nosotros los que realmente amamos a Honduras no podemos permitir que la democracia siga siendo de unos pocos", señaló el presidente hondureño.

De acuerdo con la prensa local, antes de emitir el anuncio, Zelaya se había reunido con miembros de la cúpula de las Fuerzas Armadas de Honduras.

La nueva ley aprobada por el Congreso impide la realización de consultas populares 180 días antes y después de las elecciones generales. De esta manera, se considera que los opositores a Zelaya en el Congreso han frustrado el referendo del domingo, dado que las elecciones presidenciales serán en noviembre próximo, con lo cual ya no queda tiempo para realizar el plebiscito.

Reformas constitucionales en A. Latina

La tensión por la consulta popular no sólo está reflejada en la relación entre Zelaya y la oposición, sino en las propias filas del oficialismo, el Partido Liberal.

En mayo pasado, el mandatario y el titular del Congreso, Roberto Micheletti, cruzaron insultos y acusaciones, después de que el último denunciara haber recibido amenazas de muerte.

"Yo aquí públicamente responsabilizo al Poder Ejecutivo si algo me pasase a mí o a mi familia, a mis hijos o a mi esposa, porque ya basta, porque yo creo que nosotros no tenemos por qué estar sufriendo situaciones de aspiraciones de un trastornado que quiere quedarse con el poder en el país", afirmó Micheletti.

Tanto el presidente Zelaya como su secretario privado Eduardo Reina, negaron las acusaciones.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.