Última actualización: martes, 30 de junio de 2009 - 04:24 GMT

Obama apuesta por el TLC con Colombia

Mario Uribe (izq.) y Barack Obama el 29 de junio.

Obama dijo que el Congreso tiene la última palabra en el tema del TLC.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo este lunes estar confiado en que su país y Colombia llegarán a un acuerdo sobre el Tratado de Libre Comercio (TLC), luego de reunirse con su homólogo colombiano, Álvaro Uribe, en la Casa Blanca.

"Obviamente existen dificultades en el proceso y hay trabajo por delante, pero tengo la confianza de que finalmente lograremos un acuerdo beneficioso para los colombianos y los estadounidenses", sostuvo.

Agregó que ha ordenado al representante de Comercio, Ron Kirk, que trabaje con el equipo de Uribe sobre cómo proceder con el acuerdo.

Obama también se mostró más abierto y positivo a los avances de Colombia en el rubro de los derechos humanos, lo cual podría favorecer la aprobación del TLC.

Sin embargo, precisó que en ese campo todavía queda trabajo por hacer.

"He tomado nota de una preocupación especial que es bipartidista y compartida por esta administración y el Congreso: que el tema de derechos humanos en Colombia se resuelva", dijo Obama en conferencia de prensa luego de la reunión.

"El presidente Uribe me ha asegurado que está interesado en resolver esta situación. (...) Se han realizado grandes progresos. Confió en que podamos avanzar más", agregó el mandatario.

Pero aclaró que es el Congreso estadounidense es el que tiene la última palabra sobre el TLC, y que los legisladores tienen otras prioridades por resolver, como la crisis económica.

"Colombia ha hecho un excelente trabajo, pero se trata de llevar a los dos países a un punto donde los legisladores se sientan confiados", señaló Obama.

Frenos al TLC

El TLC con Colombia, así como con Panamá y Corea del Sur, se negoció durante el gobierno del anterior presidente George W. Bush, pero todavía no ha sido aprobado por el Congreso.

He tomado nota de una preocupación especial que es bipartidista y compartida por esta administración y el Congreso: que el tema de derechos humanos en Colombia se resuelva

Barack Obama, presidente de EE.UU.

Una de las preocupaciones del órgano legislativo es la falta de resultados a la hora de resolver los casos de asesinatos de sindicalistas en ese país. La presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, ha dicho que no está de acuerdo con la aprobación del tratado con Colombia debido a esta situación.

Hace unos meses, el Comité de Educación y Trabajo de la Cámara de Representantes realizó una audiencia en la que tres colombianos y una representante de la organización de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) criticaron fuertemente al gobierno del presidente Álvaro Uribe "por no hacer lo suficiente en aclarar la muerte de cientos de sindicalistas".

El presidente Uribe dijo este lunes desde Washington que está dispuesto a trabajar en el tema y que está abierto "a cualquier sugerencia sobre cómo alcanzar las expectativas, en cero violaciones de derechos humanos".

El analista Adam Isacson, del Centro para Políticas Internacionales, le dijo a BBC Mundo que la posición de Obama frente al TLC no ha cambiado y de alguna manera "calma la situación".

"Esto ya se ha dicho antes, no es algo nuevo: que hay adelantos, pero que hay problemas por resolver. Están tratando de apaciguar a Colombia", añadió.

Reelección

Barack Obama también se expresó sobre el polémico tema de la reelección presidencial.

Estos días en Colombia se debate la posibilidad de un cambio constitucional que le daría la posibilidad al presidente Uribe de postularse a una segunda reelección. Pero para ello el Congreso de este país tendría que aprobar un referendo. Sin embargo, el mandatario aún no ha confirmado que quiera extender su período en el gobierno.

(Estoy abierto) a cualquier sugerencia sobre cómo alcanzar las expectativas, en cero violaciones de derechos humanos

Álvaro Uribe, presidente de Colombia

Obama, en la rueda de prensa, dio su opinión al respecto: "Nosotros sabemos, en nuestra experiencia en EE.UU., que dos términos son suficientes y que usualmente después de los ocho años la gente quiere un cambio".

Y dio el ejemplo de George Washington, quien en su momento pudo ser presidente de por vida, pero tomó otro camino. "Él tuvo la posibilidad de mantenerse a un lado y regresar a su vida de civil. Eso creó un precedente para el futuro".

"Creo que, en última instancia, lo más importante es que las personas sientan un sentido de legitimidad y propiedad, y que esto no es algo que se les impone desde arriba", agregó.

Obama también dijo, que al momento de tomar una decisión de tal magnitud, el pueblo es quien elige y quien toma las decisiones. Y aseguró que si él llegara a ser reelecto no contaría con la popularidad que tiene Uribe.

Al politólogo Isacson le sorprendió la declaración de Obama: "Pensé que iba a ser mucho más vago, y menos especifico. El mensaje no se puede malinterpretar".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.