Claves de la victoria del PRI en México

¿México regresa al pasado? Es la pregunta que más se repite en círculos políticos y académicos de este país después que el Partido Revolucionario Institucional (PRI), ganó las elecciones intermedias del fin de semana.

Image caption El PRI ganó cinco de los seis gobiernos estatales que se disputaron.

Y es que apenas hace tres años, en los comicios presidenciales de 2006, el PRI obtuvo la votación más baja de su historia.

Ahora el partido que gobernó a México durante 70 años ganó la mayoría de las curules de la Cámara de Diputados, así como cinco de los seis gobiernos estatales que se disputaron.

Sin embargo, para algunos analistas, la victoria electoral no significa que el PRI haya cambiado o que convenciera a los votantes mexicanos, sino que en el fondo de la votación existe una crítica al gobierno del derechista Partido Acción Nacional (PAN).

“Es un voto de castigo por la crisis económica, de salud pública y de inseguridad. Hay hartazgo ciudadano y desesperación con los resultados de la alternancia política”, aseguró el analista John Ackermann en conversación con BBC Mundo.

La presidenta del PRI, Beatriz Paredes, respondió a los señalamientos sobre la vuelta al pasado.

“El PRI no regresa, el que ganó fue el partido del siglo 21”, dijo.

En todo el país

Otro elemento que explica victoria del Revolucionario Institucional es su capacidad para mover y controlar votantes, señaló Ackermann.

El ejemplo fueron las elecciones del domingo. “El PRI tenía representantes en el 90% de las casillas”, explicó.

Actualmente el partido gobierna en 18 de los 32 estados del país, y mantiene influencia en algunos de los sindicatos más grandes de México.

De acuerdo con el Instituto Federal Electoral (IFE), el PRI tiene oficinas en casi todos los 2.435 municipios del país.

Además, el IFE ha reconocido que desde hace varios años aumentó el número de votantes que cambian de opinión en cada proceso electoral.

Renuncia el líder del PAN

A consecuencia de la derrota en las urnas, el presidente del PAN, Germán Martínez, presentó su renuncia este lunes. "Son mi responsabilidad todos y cada uno de los resultados electorales" dijo al presentar la renuncia.

Martínez se había reunido en la mañana del lunes con el presidente Felipe Calderón.

Antes de renunciar había dicho que el PRI ganó la mayoría de la Cámara porque el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) perdió sus votos.

Más allá de opiniones, lo cierto es que el nuevo mapa político de México complica el gobierno del presidente Felipe Calderón, afirmó el investigador del Colegio de México, Sergio Aguayo.

“Lo que sigue es un presidente más solo que antes, con el poder más debilitado”, dijo a BBC Mundo.

El control de la Cámara de Diputados es fundamental pues este órgano legislativo autoriza el presupuesto anual del gobierno.

Lucha por el poder

Los analistas coinciden en que a partir de este momento inicia la carrera por la presidencia de México, que se renovará en 2012.

Image caption Según el IFE, el PRI tiene oficinas en casi todos los 2.435 municipios del país.

Más que en programas de gobierno o en cambios a la política económica, los partidos dedicarán su esfuerzo a consolidar la mejor posición en la contienda, dijo Ackermann.

“De aquí en adelante habrá una lucha por el poder, y es natural en cualquier democracia, los políticos trabajan para ganar elecciones”.

El resultado de los comicios intermedios no garantiza que se repita en 2012, sobre todo porque a partir de ahora el partido virtualmente cogobierna con Acción Nacional, apuntaron los analistas.

Mientras, el PRI rechazó que sólo busque el poder. El coordinador de ese partido en la Cámara de Diputados, Emilio Gamboa, ha dicho que aprendieron la lección y que ahora atenderán a los electores.

“Tenemos una responsabilidad y vamos a cumplir. Después pensaremos en 2012”.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.