Energía solar: solución ante la crisis

Luminaria de energia solar
Image caption Se instalan focos de energía solar en la Plaza pública.

No es la plaza tradicional del típico pueblo uruguayo. Es una plaza que se "modernizó", buscando eficiencia energética y reducción de costos eléctricos.

La ciudad de Suárez, ubicada a unos 40 kilómetros de Montevideo, recurrió a la energía solar y a la tecnología de las lámparas LED (acrónimo del inglés que significa diodo de emisión de luz) para ver si logra disminuir los gastos de energía eléctrica y a la vez ampliar la red de alumbrado público.

Si el proyecto funciona, podría servir como modelo para otras ciudades del país, que en el marco de la crisis económica y el constante aumento de precio de los servicios eléctricos, sería una forma de reducir costos por concepto de energía.

"Es sabido que la crisis energética va a ser cada vez más aguda, y las intendencias y el Estado tendrán que tomar medidas. Decidimos hacer una prueba instalando focos en la plaza pública alimentados con energía solar y, si funciona, aplicarlo luego a todo el alumbrado público", explicó a BBC Mundo Leonardo D'Andrea, de la Junta Local de Suárez.

"El alumbrado de Canelones (ciudad ubicada en el sur de Uruguay) era muy precario y hace unos años se cambió por lámparas de sodio, que son más modernas pero tienen un alto consumo y generan una contaminación importante. Cada foco cuesta 670 pesos por mes (unos US$30) y sabemos que con lámparas LED lograremos ahorrar entre 70% y 90% de los gastos de energía", señaló.

"La luz del futuro"

Los diodos LED son semiconductores de muy bajo consumo y de alta luminosidad. Permiten ser alimentados con energía solar (además de eléctrica) y pueden llegar a iluminar durante tres o cuatro días con la carga completa de una batería, por lo que unos días de lluvias no serían sinónimo de oscuridad.

"Estas lámparas son muy caras si se las compra en origen, en China, Taiwán o Japón", explicó a BBC Mundo Juan José Marchelli, director de Uruled, la empresa local que propuso a la comuna esta experiencia. Por eso, el empresario decidió importar los diodos pero fabricar los focos de luz localmente.

"Reciclamos luminarias que estaban en desuso. Los soportes estaban para tirar, nosotros los reconstruimos. En lugar de vidrio les pusimos un policarbonato antivandálico (especie de plástico) y adentro se adaptaron unas lámparas hechas en Uruguay", explicó. Al soporte se le instaló un panel solar que recibe la energía necesaria para alimentar la luz.

Las autoridades están comprobando el funcionamiento y el ahorro efectivo, para luego animarse a invertir en la tecnología necesaria para fabricar las lámparas en el país y ampliar así el proyecto. El ahorro de energía utilizando LEDs conectados a la red eléctrica es de entre 70 y 90%, pero se incrementa al 100% cuando se conecta a paneles solares.

"La idea es fabricar el producto en Uruguay con la intención de reemplazar el alumbrado de alto consumo con estas lámparas de bajo consumo, y a la vez emplear mano de obra local", concluyó Marchelli.

Todo ahorro sirve

"Con la crisis energética, y con el costo de la electricidad, que continuamente sube, estamos tratando de buscar soluciones, aunque sea a pequeña escala", aseguró Nicolás Vilaró, director general de Obras de la municipalidad de Canelones.

La Intendencia tiene un costo de energía mensual de 10 millones de pesos (unos US$400.000) y cerca del 70% es por concepto de alumbrado público, explicó el funcionario, "por lo que nos interesa lograr cualquier ahorro de energía que nos libere fondos para ser volcados en otros rubros".

Es por eso que ya planean ampliar las pruebas. "Ahora vamos a instalar unos 20 artefactos de alumbrado público, 20 columnas que tendrán un panel solar con su acumulador de energía y su artefacto lumínico para comprobar su eficiencia", indicó.

"Quizás en unos años ya no se vea una columna sólo con su artefacto lumínico sino con un panel solar detrás", agregó.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.