Bolivia recibe a ex hombre fuerte

Arce Gómez / Fotografía de la Agencia Boliviana de Información
Image caption Arce Gómez era el ministro del Interior del régimen de facto de Luis García Meza.

Luis Arce Gómez (71), el operador y hombre fuerte de uno de los gobiernos de facto más cruentos de Bolivia, fue deportado de Estados Unidos. Este jueves llegó a La Paz y fue trasladado a una cárcel de máxima seguridad, donde debe cumplir una pena de 30 años de prisión.

Arce Gómez era el ministro del Interior del régimen de facto de Luis García Meza (1980-1981). Fue llamado el ministro de la cocaína y, precisamente por delitos de narcotráfico, cumplió una condena en EE.UU. desde 1989.

Mientras cumplía esa pena, en Bolivia fue sentenciado por delitos de lesa humanidad cometidos durante su gobierno de 13 meses. Desde la mañana de este jueves ocupa una celda en la misma cárcel donde cumple su condena el ex gobernante de facto Luis García Meza, quien también fue sentenciado a 30 años de prisión.

Durante el régimen de Luis García Meza, 93 personas fueron asesinadas, 27 desaparecieron y 4.000 fueron detenidas indebidamente, relató este jueves el ministro de Gobierno de Bolivia, Alfredo Rada.

Con el testamento debajo del brazo

La llegada de Arce Gómez se produjo de madrugada, en un vuelo comercial procedente de Miami. El hombre descendió del avión con dificultad y fue trasladado en una silla de ruedas hasta una patrulla.

El militar fuerte y robusto que en una ocasión advirtió a los bolivianos que caminen "con el testamento debajo del brazo" es ahora sólo un recuerdo.

Image caption Evo Morales ahora quiere la extradición de Sánchez de Lozada.

El presidente Evo Morales celebró la noticia de la deportación, pero pidió a Estados Unidos que extradite al ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada (2002-2003), quien es acusado de genocidio por los hechos de octubre de 2003, cuando el ex presidente tuvo que huir del país tras la muerte de más de 60 personas en revueltas populares.

"(Quiero) reconocer y saludar el trabajo de la justicia de Estados Unidos en deportar a Luis Arce Gómez, hoy es un día histórico para los derechos humanos ", dijo Morales en una conferencia de prensa que, además, marcó su reconciliación con los medios de comunicación nacionales, a quienes no recibía en conferencias de prensa desde diciembre del año pasado.

Luego agregó que, tras la deportación de Arce Gómez, "no hay razón de justicia internacional para evitar la extradición de Sánchez de Lozada". Morales espera que Perú también permita la extradición de tres ex ministros de Sánchez de Lozada, quienes se asilaron en ese país.

El ministro Rada ofreció una conferencia de prensa en instalaciones de la cárcel de Chonchocoro, ubicada a 35 kilómetros de La Paz, donde dijo que "este es un signo inequívoco del fin que les espera a los dictadores, a los golpistas y a los represores de nuestros pueblos, no solamente en Bolivia, sino también en toda América Latina".

¿Dónde está Marcelo?

El gobierno boliviano espera además que Arce Gómez revele el paradero de algunos desaparecidos durante su régimen, entre ellos el ex líder socialista Marcelo Quiroga Santa Cruz, cuyos restos no son hallados pese a la búsqueda incesante de la familia.

Arce Gómez dijo, en una entrevista que dio desde EEUU, que él sabía el paradero de esos restos y que daría esa información cuando llegara a Bolivia.

La deportación de Arce Gómez le dio motivos a Morales para que enviara un guiño a Washington, en momentos en que sus relaciones con el gobierno de Barack Obama atraviesan por una fuerte tensión.

Si bien Morales valoró la deportación de Arce Gómez, dijo que ahora lo que corresponde es establecer una "presencia diplomática y no de injerencia" del gobierno de EEUU en Bolivia.

Contenido relacionado