Perú: asumió un nuevo gabinete

Alan García, presidente del Perú, toma juramento a Javier Velásquez, nuevo presidente del Consejo de Ministros.
Image caption Es el tercer recambio ministerial en este segundo mandato de Alan García (foto cortesía Agencia Andina).

El presidente peruano, Alan García, oficializó este sábado la primera gran reestructuración de la plantilla ministerial tras los incidentes del mes pasado en la Amazonía donde murieron al menos 34 personas.

En una ceremonia realizada en el Palacio de Gobierno en Lima, el mandatario tomó juramento al titular del Congreso, Javier Velásquez Quesquén, quien asumió como presidente del Consejo de Ministros, en reemplazo del renunciante Yehude Simon.

Junto con Velásquez, quien procede de las filas de la oficialista Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA), fueron puestos en funciones los nuevos titulares de las carteras de Justicia, Interior, Defensa, Trabajo, Comercio Exterior, Agricultura y Producción.

El recambio se produce en un contexto general de conflictividad social que llegó a su punto de máxima tensión los días 5 y 6 de junio cuando se produjeron violentos choques entre policías e indígenas que rechazaban una serie de decretos que consideraban lesivos para sus comunidades.

Lea: Los decretos de la discordia

García advierte

Tras tomarles juramento a los nuevos ministros, García se refirió a la situación que se vive en su país.

“Hay peligros en este camino, como los gabinetes anteriores los han sufrido, pero ahora el conflicto ideológico sudamericano es mayor, más activo e invasivo”, advirtió el mandatario, según lo cita la agencia oficial Andina.

El presidente agregó que “la agitación crece, perturbando la tranquilidad y la seguridad de los hogares de nuestro país y vemos con inquietud que ya se asoman los espíritus electorales, que siempre van a complicar la situación y la acción de los gobiernos”.

Al poner en funciones al tercer gabinete de su segundo gobierno, el mandatario confió que los nuevos ministros “sabrán afirmar este requerimiento nacional por el orden y la inclusión social y sabrán continuar el camino que los dos anteriores gabinete se propusieron”.

Escenario de conflictividad

Los incidentes de junio dieron paso a un proceso de diálogo que condujo a la derogación de las normas cuestionadas, aunque esa medida no logró acallar las protestas.

Durante la última semana, una coalición multisectorial volvió a reclamar la derogación de todo el andamiaje jurídico vinculado al manejo de los recursos naturales que fue promulgado como parte del proceso de implementación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos.

Los manifestantes también exigen que se permita el regreso al país del líder indígena, Alberto Pizango, quien se asiló en Nicaragua después de que la justicia peruana librara una orden de captura, responsabilizándolo por los incidentes de la Amazonía.

Para los protagonistas de las protestas, entre ellos, la conducción de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) y el opositor Partido Nacionalista, es necesario dejar de lado el modelo neoliberal sostenido por García desde 2006 cuando inició su segunda presidencia (la anterior se extendió entre 1985 y 1990).

“Esperemos que sea un cambio en el rumbo de gobierno y no sólo un cambio de nombres” le dijo a la BBC Mundo el diputado nacionalista Fredy Otárola poco después de que el mandatario anunciara los cambios.

Lea: Reclaman un cambio de rumbo en Perú

La confirmación en sus cargos de varios ministros -entre ellos el titular de la cartera de Economía, Luis Carranza­- fue leída por los críticos del gobierno como una ratificación del actual modelo.

El presidente Alan García, en tanto, confía en que este nuevo gabinete le permitirá reencauzar su gestión que este 28 julio cumplirá su tercer aniversario.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.