¿Un gobierno de reconciliación?

Oscar Arias, presidente de Costa Rica y representantes de las dos delegaciones de Honduras.
Image caption Las delegaciones hondureñas volverán a reunirse este sábado en Costa Rica.

El presidente de Costa Rica, Oscar Arias, mediador en el conflicto hondureño, propondrá conformar un gobierno de "reconciliación nacional", encabezado por el depuesto de presidente Manuel Zelaya.

La idea será puesta a consideración de las partes que volverán a reunirse este sábado en San José con el objetivo de encontrar una salida a la crisis generada a partir del golpe de Estado del 28 de junio.

La base de la propuesta, anticipada por Arias a una emisora local, incluye la conformación de un gabinete compartido entre ministros que responden a Zelaya y otros que pertenezcan al sector del presidente interino, Roberto Micheletti.

Arias mencionó también una posible amnistía, de modo que queden sin efecto las acusaciones judiciales presentadas contra el mandatario depuesto, que fueron usadas por Micheletti como una de las justificaciones del golpe de Estado.

Nueva ronda de diálogo

Image caption El presidente interino puso como condición para cualquier solución que Zelaya no regrese al poder.

La propuesta del mandatario de Costa Rica surge a 48 horas de la segunda ronda de conversaciones entre las partes.

La primera, llevada a cabo la semana pasada, concluyó con el compromiso de seguir conversando, en medio de posiciones públicas intransigentes.

La jefa de la delegación del presidente Zelaya, la canciller Patricia Rodas, le dijo a BBC Mundo que se trataba de discutir los mecanismos para el retorno de Zelaya al poder y que, una vez resuelto eso, todos los demás temas podían ser discutidos.

El presidente interino Micheletti, por su parte, ha puesto como condición para cualquier solución que Zelaya no regrese al poder.

Micheletti se mostró dispuesto, inclusive, a dejar el cargo, siempre que su antecesor no vuelva a ocuparlo.

De ese modo, el mediador costarricense parece tener poco espacio para maniobrar, pero las negociaciones son intensas, tanto en San José como en Washington y en otras capitales latinoamericanas, donde se mantiene el interés por una posible solución para esta crisis.

El movimiento era intenso este jueves en casa del presidente costarricense, en el oeste de la capital, donde volverán a encontrarse ambas delegaciones.

El Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, reivindicó el papel de la institución en este proceso de mediación, que otros países no ven con buenos ojos por considerar que no se debe negociar con los golpistas.

Lea: ¿Se replegó la OEA en Honduras?

Mientras tanto, en diversos zonas de Honduras se vivió una nueva jornada de protesta.

Lea: Seguidores de Zelaya bloquean carreteras

Reacciones en San José

Image caption En Honduras, organizaciones sociales y sindicales exigen el regreso de Zelaya.

No se conocían todavía reacciones oficiales a la propuesta de Arias, hecha por la mañana en San José.

Las que sí se manifestaron fueron organizaciones sociales costarricenses cercanas a Zelaya que expresaron su rechazo a la posibilidad de formar un gobierno de conjunto con el sector al que pertenece Micheletti. Algunas convocaron a una marcha este sábado en cercanías de la casa del presidente Arias donde se desarrollarán las conversaciones.

Pero se desconoce aún lo que piensan los dos protagonistas principales de esta crisis: el presidente depuesto, Manuel Zelaya, y el presidente interino, Roberto Micheletti.

Ninguno de los dos estará presente en San José el sábado, según se informó oficialmente.

Zelaya será representado por una delegación encabezada por el ex ministro de Defensa, Aristides Mejía, mientras que Micheletti lo será por el canciller interino, Carlos López.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.