La OEA analiza ampliar la presión

José Miguel Insulza, secretario general de la OEA.
Image caption Insulza consideró que hay que esperar 72 horas, tal y como lo solicitó el mediador costarricense.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, anticipó que esa institución "va a ampliar la presión" sobre el gobierno interino de Honduras, encabezado por Roberto Micheletti.

Después de que concluyera sin resultados una nueva ronda del diálogo que se había iniciado en Costa Rica, Insulza anunció en conferencia de prensa que este lunes el organismo realizará una asamblea general.

En esa reunión, los representantes de los países miembros analizarán la actual situación hondureña derivada del golpe de Estado del pasado 28 de junio que depuso al presidente Manuel Zelaya.

El corresponsal de BBC Mundo en Washington, Carlos Chirinos, explica que las declaraciones de Insulza podrían contrarrestar las criticas que han expresado algunos acerca del supuesto "retiro diplomático" que habría tenido la organización desde los primeros días de la crisis.

Lea: ¿Se replegó la OEA en Honduras?

Insulza, sin embrago, ha negado que ese sea el caso y ha recordado que la mediación del mandatario costarricense, Oscar Arias, ha sido coordinada desde el principio con la OEA, agrega Chirinos.

Nueva espera

El secretario general de la OEA consideró también que se deben esperar otras 72 horas, en alusión al nuevo plazo solicitado por el presidente Arias, en su calidad de mediador entre las partes.

"Si Arias pide tres días más es porque cree que vale la pena hacer el intento", expresó Insulza, al tiempo que se mostró preocupado porque "hay una cierta posibilidad de violencia en Honduras".

Insulza señaló también que "un país no puede vivir de manera permanente aislado y además con divisiones internas".

El secretario general de la OEA descartó, además, que entre las opciones para salir de la crisis figure una intervención militar.

"No habrá un momento en que ejército de ninguna parte vaya a crear violencia desde afuera en Honduras", afirmó.

Nuestro corresponsal informa que en Washington el Departamento de Estado de Estados Unidos sigue de cerca la evolución de las negociaciones, sobre todo porque restan protagonismo a gobiernos como los de Venezuela o Nicaragua, que parecen favorecer salidas más radicales para garantizar el regreso de Zelaya al poder.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.