Clínicas para narcos en favelas de Río

Favela de Río de Janeiro
Image caption Las clínicas clandestinas servían para atender a narcotraficantes heridos durante los habituales tiroteos.

La policía de Río de Janeiro descubrió en menos de 24 horas dos clínicas clandestinas para narcotraficantes que funcionaban en favelas del norte de la ciudad.

Según informa el corresponsal de BBC, Gary Duffy, los agentes policiales creen que las bandas de narcos usaban estas instalaciones médicas improvisadas para atender a sus miembros heridos en los habituales tiroteos.

De esta manera evitaban el riesgo de ser arrestados en los hospitales de la ciudad.

El primero de estos lugares fue descubierto dentro de una choza en la favela Manguinhos, y el segundo en el cercano barrio marginal conocido como Jacarezinho.

Fuentes policiales afirmaron haber encontrado instrumental quirúrgico manchado de sangre, morfina, antibióticos y otras medicinas, y aparatos de rayos X.

Médicos clandestinos

Las autoridades agregaron que médicos y enfermeras fueron arrestados por ofrecer tratamiento médico en estos centros clandestinos, de acuerdo con el reporte del corresponsal de BBC, y que podrían ser acusados de colaborar con el narcotráfico.

La información policial sugiere que estos profesionales podrían estar recibiendo grandes sumas de dinero a cambio de brindar atención médica en las clínicas ilegales.

El periodista de BBC señala que los tiroteos entre bandas armadas en las favelas son moneda corriente, y que después de que ocurren es común ver a la policía recorriendo los hospitales de la ciudad.

Esta podría ser la razón de que los narcos se sientan más seguros en sus propios establecimientos médicos, por primitivos que sean, que en los centros sanitarios de la ciudad.

Contenido relacionado