Desde Managua, Pizango incomoda a Lima

Alberto Pizango
Image caption Tras las declaraciones de Pizango, Lima dijo que pedirá explicaciones al gobierno nicaragüense.

El líder indígena peruano, Alberto Pizango, asilado en Nicaragua, volvió a denunciar que la Amazonia está en peligro ante el avance de grandes empresas apoyadas por el gobierno de Perú y llamó a los nativos a prepararse para defender sus tierras. En Lima, en tanto, consideran que Pizango no cumple con las normas de asilo.

En el complejo ajedrez político latinoamericano otros dos países preparan sus piezas para jugar una nueva partida. Esta vez los protagonistas son Perú y Nicaragua.

El depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, no es el único que está hablando y dando que hablar desde suelo nicaragüense, ya que las autoridades de Lima están molestas por las reiteradas declaraciones del líder indígena Alberto Pizango.

Pizango se asiló en Managua tras los violentos choques que se produjeron en junio en la Amazonia y que dejaron al menos 34 muertos entre policías y civiles.

Las críticas de Pizango

Desde la capital nicaragüense, Pizango viene efectuando airadas críticas al gobierno del presidente Alan García.

En esta ocasión, el dirigente llamó a las comunidades indígenas a prepararse para un nuevo desafío de parte del gobierno.

"Todos los pueblos indígenas organizados (...) deben preparase para enfrentarse a este nuevo desafío que nos ponen los criollos de Lima", aseguró Pizango desde Managua.

"(El gobierno) es el responsable de haber roto el pacto social fundacional de la República; está declarándonos la guerra abierta, porque si legaliza la expropiación de nuestros territorios es como si nos estuviera matando a todos los indígenas de la Amazonia", agregó el líder indígena.

Reacción del gobierno peruano

Image caption Pizango fue uno de los líderes destacados en las protestas de junio en la Amazonia peruana.

Desde Lima, la cancillería peruana anticipó que exigiría a las autoridades nicaragüenses que el líder indígena se abstenga de realizar actividades de carácter político, tal y como lo prescriben las normas que regulan el derecho de asilo.

"(Pizango) está violando el derecho de asilo. Nosotros vamos a comunicarle nuestra preocupación y nuestra exigencia al gobierno de Nicaragua para que el señor Pizango cumpla con las normas", afirmó el canciller peruano, José Antonio García Belaúnde, en declaraciones citadas por la agencia de noticias EFE.

Las palabras de Alberto Pizango también fueron rechazadas por el primer vicepresidente y congresista, Luis Giampietri Rojas, quien acusó al líder indígena de seguir por el mismo camino equivocado en el que se inició en política.

Alberto Pizango encontró asilo en Nicaragua a principios de junio y desde entonces se le vio en algunos actos públicos en aquel país, incluido un mitin junto al presidente nicaragüense, Daniel Ortega, a finales de junio.

Pizango fue presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep), promotora de las protestas de las comunidades amazónicas que concluyeron con los violentos sucesos de principios de junio.

En aquella ocasión, los manifestantes denunciaban que el gobierno estaba promoviendo una legislación que podría haber autorizado la venta a entidades privadas de 45 millones de hectáreas de superficies boscosas que pertenecen al Estado y que son explotadas mediante un régimen de concesiones.

Como consecuencia de esos disturbios, el gobierno peruano ordenó la detención del líder indígena, que buscó asilo en Nicaragua.

Diez días después de las protestas, el gobierno del presidente Alan García se comprometió a derogar los decretos que generaron el conflicto.Sin embargo, la tensión en la zona no desapareció.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.