Última actualización: martes, 4 de agosto de 2009 - 03:04 GMT

Los tentáculos del crimen en Pemex

Tuberías de petróleo en Irak. Foto de archivo.

El gobierno cree que el crimen organizado está utilizando tecnología cada vez más sofisticada en sus robos.

El gobierno mexicano admitió este lunes que el crimen organizado está utilizando tecnología cada vez más sofisticada en la extracción de combustible de la red de ductos de la empresa estatal Petróleos Mexicanos, Pemex.

La secretaria de Energía, Georgina Kessel, dijo que el combate al robo de combustible "llevará tiempo, cuantiosos recursos y tecnología".

Pemex informó que este problema significó pérdidas para la empresa de unos US$700 millones en 2008 y que en el primer semestre de este año el robo de combustible aumentó en un 10%.

La policía y la Fiscalía mexicana están investigando la existencia de una presunta red de funcionarios públicos que facilita el desvío ilegal de derivados del petróleo.

Con ese objetivo, agentes policiales tomaron el control de las oficinas de seguridad interna de la compañía el pasado 29 de julio y confiscaron todos los computadores y documentos encontrados en las instalaciones.

Mafia interna

Barriles de petróleo.

La sustracción ilegal de hidrocarburos ha crecido en los últimos años.

Pemex reconoció que las investigaciones han mostrado que "lamentablemente pudiera haber complicidad" de trabajadores y empleados de la empresa, razón por la cual justificó la toma policial de la Gerencia de Seguridad Física.

Tradicionalmente los ladrones sustraían gasolina, diesel y condensados desde los ductos de distribución, pero ahora las mafias también roban petróleo crudo, que luego es sometido a procesos de refinación clandestina para venderlo en el mercado negro.

Las autoridades también están investigando la posible exportación de crudo robado al mercado estadounidense a través de una compleja red de empresas, transportistas, funcionarios y trabajadores de Pemex.

Esta línea de investigación apunta a operaciones de comercio exterior encubiertas, a través de las cuales el crudo sería trasladado a refinerías instaladas en el sur de Texas.

El tema adquirió tal relevancia que el propio presidente de México, Felipe Calderón, señaló que la empresa tiene "una enorme sangría derivada de la acción del crimen organizado".

"No hay regulación"

El mercado se ha abierto por la parte de atrás. Distribuidores genéricos se encargan del transporte de los combustibles y Pemex no tiene ningún control sobre la cadena de distribución

David Shields, analista

Según el experto en el sector pretrolero David Shields, la situación es muy grave porque el Estado no ejerce control en la cadena de transporte y distribución de las gasolinas y los combustibles líquidos.

"Distribuidores genéricos se encargan del transporte de los combustibles y Pemex no tiene ningún control sobre la cadena de distribución", dijo Shields en conversación con BBC Mundo.

Pemex está en campaña para demostrar que ha hecho grandes esfuerzos por contener este problema.

La empresa sacó un comunicado en el que alega un aumento en el control de contratistas, vigilancia en las rutas de transporte y la creación de puestos móviles de seguimiento.

Pemex se defiende

Estación petrolera en el Golfo de México.

Algunas investigaciones identificaron mafias enquistadas en las entrañas de la compañía.

Según la petrolera, estas acciones han permitido desarticular una red de lavado de dinero que operaba en el norte de México, decomisar miles de litros de combustible robado, clausurar 396 tomas clandestinas y cerrar bodegas ilegales.

Por otro lado, Pemex asegura que el mayor control permitió la identificación de las principales organizaciones delictivas que operan en estados como Veracruz, Nuevo León y el Valle de México.

La firma también destaca que en el primer semestre de este año fueron desactivadas 19 tomas clandestinas de combustible, que implicaban la pérdida de un millón de litros mensuales por toma.

El problema reside en que, pese a los esfuerzos, en ese mismo período aumentó el robo de derivados de petróleo y los datos preliminares de las investigaciones apuntan a la existencia de mafias enquistadas en las entrañas de la compañía.

Denuncian impunidad

IMPUNIDAD

Según el periódico Milenio, apenas 17 investigaciones por robo de combustible han resultado en sentencias condenatorias, mientras que los otros 340 casos terminaron en nada.

El periódico mexicano Milenio denunció este lunes que la mayor parte de los casos terminan sin castigo.

"Casi 96% de las investigaciones de la Procuraduría General de la República (Fiscalía) por tráfico de combustibles han sido desechadas por los juzgados", señala el periódico.

Según esta publicación, apenas 17 investigaciones por robo de combustible han resultado en sentencias condenatorias, mientras que los otros 340 casos terminaron en nada, según datos que cubren el período desde 2005 a la fecha.

Por ahora la atención está puesta en los resultados que arroje la investigación que están llevando a cabo la policía y la Fiscalía tras el allanamiento de las oficinas de Pemex en el Distrito Federal.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.