Última actualización: viernes, 7 de agosto de 2009 - 22:41 GMT

Morales acusa a Uribe de traición

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

El presidente de Bolivia, Evo Morales, acusó este viernes al gobierno colombiano de traicionar al pueblo latinoamericano y dijo que ahora, desde Colombia, emergen las políticas contra el denominado "eje del mal".

"Quienes quieren implementar bases militares en América Latina son traidores a su pueblo, son traidores a Latinoamérica, ese pueblo que lucha por su dignidad y soberanía", dijo Morales en alusión al polémico acuerdo del gobierno del presidente Álvaro Uribe con Washington para la instalación de bases estadounidenses en territorio colombiano.

En un discurso pronunciado en la ciudad boliviana de Oruro, en el Día de las Fuerzas Armadas, el mandatario comentó que hace tres o cuatro años, el entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush, acusó a Cuba, Venezuela y Bolivia de integrar el "eje del mal" en la región.

"Esas políticas contra el eje del mal están siendo aplicadas (ahora) desde Colombia", expresó, para luego señalar que este bloque de países "sigue creciendo".

Según Morales, esas políticas tienen que ver con las acusaciones vertidas por las autoridades colombianas contra su persona y los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Ecuador, Rafael Correa, sobre su vinculación con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Los acusados

Morales señaló que "desde Colombia" primero le acusaron a él de haber recibido financiamiento de las FARC, luego a Correa y, finalmente, Hugo Chávez fue señalado por supuesta provisión de armamento a la guerrilla colombiana.

Esas políticas contra el eje del mal están siendo aplicadas (ahora) desde Colombia

Evo Morales

El mandatario aseguró que todos "son inventos para cuestionar a los presidentes" que luchan "por la igualdad de nuestros pueblos".

Morales emitió un encendido discurso ante miles de militares y civiles que esperaban el desfile castrense que, por primera vez, se realizó en Oruro, el departamento donde nació el mandatario.

Y lo hizo sólo tres días después de haber recibido a Uribe, quien llegó a La Paz para explicar el motivo de su convenio para la instalación de bases militares estadounidenses en territorio colombiano, en el marco de una gira que le llevó a siete países latinoamericanos.

Doctrina propia

El presidente centró su intervención en el "antiimperialismo" y en la necesidad de que las Fuerzas Armadas bolivianas adopten una doctrina propia y no sigan sometidas al "imperio".

Álvaro Uribe y Evo Morales

Morales lanzó las acusaciones apenas tres días después de haber recibido a Uribe en La Paz.

Morales expresó que a lo largo de la historia primó la doctrina importada de EE.UU., primero en contra de los comunistas, luego en contra de los subversivos y, finalmente, por la lucha contra el narcotráfico, que "ha sido otro pretexto para que pueda haber presencia militar norteamericana en nuestros países".

Y, a propósito del tema, afirmó que "EE.UU. no apoya la lucha contra el narcotráfico", porque, de otra manera, hubiera permitido a Bolivia la compra de aviones checos con radares destinados a la lucha contra el tráfico de drogas.

Agregó que el gobierno boliviano intentó adquirir seis aviones checos, pero la operación no fue posible por el veto de EE.UU.

"Los que tenían que vender esos aviones, nos dicen que tenían que consultar a EE.UU. Seguramente una parte de esa tecnología era parte de EE.UU.", denunció Morales.

Luego dijo que espera el asesoramiento de jefes militares para adquirir las naves de China o Rusia, país este último que le otorgará un crédito de US$100 millones para la compra de armamento militar.

El mandatario no pudo dejar de mencionar a sus adversarios internos. "Las Fuerzas Armadas no pueden perdonar a grupos separatistas a la cabeza de algunos cívicos en Bolivia, a la cabeza de algunos prefectos", exclamó Morales en alusión al presunto grupo terrorista que, según la acusación de la Fiscalía, pretendía dividir al país con el apoyo de grupos de poder de Santa Cruz.

"Las Fuerzas Armadas tienen que poner orden en esa gente que quiere dividir Bolivia", apuntó Morales un día después de haber convocado a la unidad a todos los bolivianos, incluidos los opositores.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.