Cuba reduce importaciones de EE.UU.

La empresa estatal cubana encargada de la importación de alimentos informó que el país está reduciendo las compras en EE.UU. debido a las trabas que existen para hacer los negocios, refiriéndose al embargo.

En declaraciones al semanario económico "Opciones", el presidente de Alimport, Pedro Álvarez, aseguró que desde hace tres años esas importaciones están descendiendo debido a que el "recrudecimiento de sus trabas a las compras hace inseguras las importaciones".

A la par, el gobierno cubano ordenó una rebaja de precios en 24 productos de la canasta básica en las tiendas de divisas de todo el país. Es la primera vez que ocurre algo así desde que se autorizó el comercio en dólares para los cubanos.

La resolución enviada a todas las cadenas de tiendas de moneda dura informa que el gobierno "decidió establecer índices mínimos para la formación de precios minoristas en CUC (moneda cubana convertible) para productos que forman la canasta básica''.

Hacia nuevos mercados

Cuba compró en EE.UU. alrededor de US$4.400 millones en alimentos desde que el presidente George W. Bush permitiera las ventas, unos meses después de los atentados contra las Torres Gemelas y en ocasión del paso de un poderoso ciclón por Cuba.

Image caption Los barcos que traen alimentos de EE.UU. deben regresar vacios, pues EE.UU. prohibe importar desde Cuba.

Sin embargo, el comercio fue autorizado en una sola dirección y se realiza con enormes limitaciones impuestas por las leyes del embargo. "Por dicha razón, Alimport ha desviado importaciones desde EE.UU. hacia otros mercados más seguros", dijo Álvarez.

La Habana busca mercados "sin impedimentos para las exportaciones a Cuba, y que a su vez conceden créditos, aspectos a tener en cuenta en tiempos en que la crisis económica internacional ha influido en el aumento de los precios de los alimentos".

El mercado estadounidense tiene como ventaja para Cuba el ahorro en el transporte debido a la cercanía geográfica y las subvenciones a la agricultura que permite precios muy competitivos. Sin embargo, tiene también sus desventajas.

Trámites kafkianos

Álvarez describe los engorrosos trámites a que están sujetas las exportaciones a Cuba. El primer paso es que los empresarios deben solicitar una licencia al Departamento del Tesoro para venir a Cubaa iniciar contactos de negocios.

Si logran ponerse de acuerdo, antes de firmar "deben tramitar otra licencia con el Departamento de Comercio de su país, y ya sellado el negocio, se requiere de una Carta de Crédito emitida por un banco cubano a uno europeo, de éste al banco corresponsal en EE.UU. y finalmente, del banco del proveedor en ese país".

El banco del tercer país también debe obtener una licencia del Departamento del Tesoro de EE.UU. "Al participar en estas operaciones al menos tres o cuatro bancos, se generan costos adicionales y mayor riesgo de errores en el manejo de la documentación", explica el directivo de Alimport.

También la naviera que transporta la carga requiere un permiso oficial estadounidense, con el peso adicional de tener que regresar con las bodegas vacías debido a que EE.UU. no autoriza las importaciones de productos cubanos.

Además, explica que "una regulación más reciente permite a los guardacostas de EE.UU. interceptar y registrar un buque que viaje con mercancías de su país hacia Cuba, argumentando arbitrariamente que la nación caribeña no tiene todos los controles necesarios para evitar posibles actos terroristas".

Bajan los precios

En tanto en los supermercados en divisas de todo el país se ha producido la primera reducción de precios desde que éstos se crearon en julio de 1993, cuando el entonces presidente Fidel Castro anunció que se autorizaría la circulación del dólar.

Image caption Productos que bajan sus precios son la leche enlatada, la carne, el pollo, el jabón y la pasta de dientes.

Se trata de 24 productos de primera necesidad, listados en 479 marcas diferentes. Las rebajas incluyen alimentos y productos de aseo personal y van desde los US$0,05 hasta los US$0,30, pero en algunos casos llegan a los US$3,50.

La medida beneficia a la población de más bajos recursos y reviste cierta importancia en un momento en el que se espera una reducción de las remesas y del turismo, dos sectores que forman parte de los ingresos adicionales de muchas personas.

A la par se nota cierto desabastecimiento en las tiendas en divisas sin que hasta el momento exista una situación crítica. Sin embargo, los rumores de escasés están haciendo que los cubanos con más recursos comiencen a acaparar algunos productos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.