Última actualización: martes, 11 de agosto de 2009 - 23:04 GMT

Chao Bogotá, hola Buenos Aires

Cristina Fernández y Hugo Chávez en Caracas el 11 de agosto.

Según el gobierno de Chávez, Argentina está en capacidad de sustituir todo lo que Venezuela importa de Colombia.

Los presidentes de Venezuela y Argentina firmaron este martes 22 convenios de cooperación que le permitirán a Venezuela importar productos argentinos en sustitución de los que provenían tradicionalmente de Colombia.

El monto total de las exportaciones argentinas rondará los US$1.100 millones.

Venezuela decidió mirar hacia su aliado en el sur del continente después de “congelar” las relaciones con su vecino por el anuncio de que ese país accedería a la presencia de soldados estadounidenses en siete bases colombianas para la lucha contra el narcotráfico y la guerrilla.

“Es un día muy especial”, afirmó la mandataria argentina Cristina Fernández, quien destacó que en los convenios “están representadas casi todas las actividades más características de la economía” de su país.

Algunos de los más resaltantes incluyen licencias de importación para 10.000 vehículos argentinos y la venta de 80.000 toneladas de carne, productos textiles y de la confección, medicinas, cosméticos, insumos médicos, herramientas y autopartes amén de acuerdos para “explorar la factibilidad” de comprar otros alimentos e insumos para la agroindustria, entre otros.

“Sui generis”

Analistas en Venezuela consideran que el congelamiento de relaciones entre Bogotá y Caracas es sui generis, ya que en la práctica la frontera continúa abierta y las embajadas en las correspondientes capitales operan con normalidad.

El fin de semana, sin embargo, el presidente anunció que suspendería el subsidio al combustible en la frontera y antes había dicho que cancelaría planes para importar automóviles colombianos.

Tenemos que ponernos de pie para defender nuestras materias primas, nuestros recursos naturales y, actuando unidos, impulsar el desarrollo de nuestros pueblos

Hugo Chávez

“Tenemos que ponernos de pie para defender nuestras materias primas, nuestros recursos naturales y, actuando unidos, impulsar el desarrollo de nuestros pueblos”, dijo este martes el jefe del Estado venezolano, Hugo Chávez, tras aludir a la amenaza que, en su opinión, representa la presencia militar estadounidense en Colombia.

Las palabras ya se habían convertido en hechos este lunes, cuando empresarios argentinos y venezolanos se reunieron para explorar oportunidades de negocio. Ahí el ministro de Comercio venezolano, Eduardo Samán, declaró que Argentina estaba “en capacidad de sustituir todo lo que viene de Colombia” y anunció que en un mes comenzarían a llegar los primeros productos.

Se trata de una situación sin precedentes entre las dos naciones, cuyas diferencias en el pasado reciente no se han traducido en nada más allá que cierres temporales de la frontera. Una de tales ocasiones fue la que siguió a la ruptura de relaciones por la incursión militar colombiana en Ecuador, que terminó con la muerte del líder guerrillero Raúl Reyes.

A finales de año los dos países hicieron un esfuerzo visible por restablecer la paz e incluso comentaristas indicaron que el presidente colombiano, Álvaro Uribe, se había abstenido de profundizar sus denuncias sobre supuestos vínculos de Chávez con las FARC por no torpedear el intercambio comercial.

El camino de Buenos Aires

El ministro de Agricultura y Tierras, Elías Jaua, declaró que los acuerdos se harían “en función de instalación de empresas argentinas en Venezuela” y que incluyen aspectos de transferencia tecnológica y propiedad industrial.

ALIMENTOS QUE COMPRARÁ VENEZUELA (toneladas por año)

  • Carne 80.000
  • Maíz amarillo 100.000
  • Frijoles 5.000
  • Frijoles rojos y blancos 4.000
  • Aceite crudo de soya 4.000
  • Torta de soya 250.000
  • Yema de huevo congelada 500
  • Confite y galletas 5.000
  • Jarabe de glucosa 1.500


Los portavoces oficiales destacaron los beneficios de largo plazo de esta estrategia, mientras que descartaron que implique mayores costos. El ministro Samán indicó que los fletes de barcos provenientes de Argentina son inferiores al precio del transporte por tierra desde Colombia.

“Eso es una mentira basada sobre el engaño. Es una ingenuidad del ministro, porque no creo que tenga la maldad para decir tamaño disparate”, le dijo a BBC Mundo el ex presidente de la Cámara de Comerciantes, Consecomercio, Nelson Maldonado.

Maldonado indicó, sin embargo, que técnicamente es posible: “lo que va a hacer el gobierno es subsidiar con dólares baratos (a tasa oficial, controlada) el comercio con Argentina y quitarle el subsidio a Colombia”, señaló. Los importadores venezolanos atraviesan en estos momentos dificultades para acceder a esos dólares y muchos tienen que recurrir a los mercados paralelos.

En este caso, Venezuela informó que será el gobierno el que controle y efectúe la importación directamente. Los insumos serán luego vendidos a los industriales o comerciantes locales en bolívares.

Corazón en el sur

Es muy apresurado decir que de la noche a la mañana se van a sustituir las importaciones a un precio mucho menor

Daniel Montealegre, Cámara Venezolana-Colombiana

“Hay que ir analizando rubro por rubro, tomar en cuenta los productos, tiempos de importación, los volúmenes, los almacenes, la logística”, opinó por su parte en conversación con BBC Mundo, el portavoz de la Cámara Venezolana Colombiana (Cavecol), Daniel Montealegre, consultado sobre la cuestión de los costos.

En todo caso, para Montealegre “es muy apresurado decir que de la noche a la mañana se van a sustituir las importaciones a un precio mucho menor”.

El representante de Cavecol renovó el llamado al gobierno para que recapacite. “A final de cuentas es un problema de estricto orden político que no debería involucrar al sector empresarial”, dijo.

Según Montealegre, el país arriesga “echar por tierra la construcción de la confianza de muchos años de venezolanos y colombianos que han invertido en ambos países por largo tiempo para garantizar el abastecimiento de alimentos, confecciones, etcétera”.

Por su parte, el ex presidente de Fedecámaras – originario del fronterizo estado Táchira – habló de que la situación crea una “tragedia” en una zona limítrofe que comparte más que productos. “Venezuela y Colombia, nos gustemos o no nos gustemos, somos un mismo país”, dijo.

En varias ocasiones el presidente Hugo Chávez ha señalado que no tiene nada en contra del pueblo colombiano y recientemente llamó a “des-uribizar” (en alusión al presidente Álvaro Uribe) el debate y a conversar con los “hermanos colombianos” sobre la situación que separa a las dos naciones en estos momentos.

Pero este martes fue puro cariño para la tierra del Ché y Perón. “Amor verdadero, Cristina”, le profesó a Argentina y su presidenta.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.