Fernández defiende sus "superpoderes"

Cristina Fernández, presidenta de Argentina.
Image caption La prórroga es considerada como una victoria para Fernández de Kirchner.

El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner logró superar el primer escollo para retener por un año más sus llamados "superpoderes".

Tras una difícil negociación en la Cámara de Diputados, la Casa Rosada consiguió que se aprobara la extensión por un año de la legislación que le da facultades extraordinarias al Ejecutivo para modificar el presupuesto.

Con 136 votos a favor, logrados entre diputados kirchneristas y aliados, el oficialismo obtuvo un triunfo en el debate que comenzó en la tarde del miércoles y terminó ya de madrugada. En la sesión hubo 100 votos en contra y siete abstenciones.

La llamada "Ley de Superpoderes", aprobada en 2006, otorgó al jefe de gabinete atribuciones ilimitadas para realizar movimientos presupuestarios, sin control parlamentario.

"Superpoderes" al gobierno argentino

Entre las potestades cedidas al Ejecutivo por otro año está la de fijar los polémicos aranceles sobre la exportación de granos, conocidos como retenciones, cuyo aumento dio pie en 2008 a un largo conflicto entre el gobierno y el campo, que aún se mantiene.

Por este motivo, la aprobación de la prórroga en la Cámara Baja fue considerada una victoria clave para el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Se trata además del primer logro político del gobierno en el Congreso, desde la derrota oficialista en las elecciones legislativas del 28 de junio.

El controvertido proyecto pasará ahora al Senado, donde podría ser debatido la semana próxima.

El oficialismo corre contra reloj para hacer aprobar su iniciativa, ya que las facultades delegadas al Poder Ejecutivo vencen el 24 de agosto.

Oposición

La extensión de los "superpoderes gubernamentales" fue rechazada en el recinto legislativo por los principales bloques de oposición, incluyendo la Coalición Cívica (CC), el PRO, la Unión Cívica Radical (UCR) y el peronismo "no kirchnerista".

Estos mismos legisladores se habían opuesto en 2006 a la ley, a la que algunos consideraron "la muerte de la República".

Pero los votos en contra no alcanzaron: a pesar de que la oposición obtuvo la mayoría en la Cámara de Diputados en los comicios de junio pasado, los nuevos legisladores asumirán recién en diciembre.

El proyecto oficialista fue aprobado este miércoles con el apoyo de legisladores de partidos progresistas, que están de acuerdo con la política gubernamental de aplicar retenciones sobre las exportaciones del agro.

Vía libre

El proyecto oficialista, sin embargo, limita las atribuciones actuales del gobierno, permitiéndole reasignar sólo el 5% de las partidas presupuestarias.

Pero según los detractores, este tope es "simbólico", ya que históricamente las autoridades han reasignado menos del 3% del presupuesto desde que obtuvieron los "superpoderes" en 2006.

De todas formas, los expertos advierten que estas facultades delegadas por el Poder Legislativo no son la única vía para que el gobierno pueda modificar el presupuesto sin control parlamentario.

Según el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC) son los llamados Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) los que han permitido al Poder Ejecutivo "contar con una masa considerable de recursos adicionales a los previstos inicialmente en la Ley de Presupuesto".

La directora del programa de Política Fiscal de CIPPEC, Luciana Díaz Frers, le dijo a BBC Mundo que tanto los DNU como las llamadas "facultades delegadas" han permitido al Ejecutivo manejar el presupuesto a su gusto, dejando al Congreso "anulado".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.