Reino Unido toma control de Turcos y Caicos

Playas en Turcas y Caicos
Image caption Las islas, donde viven unas 30.000 personas, constituyen un centro financiero offshore de relieve mundial.

Gran Bretaña retomó el control directo sobre las islas caribeñas Turcos y Caicos luego de que una investigación encontrara evidencia de corrupción gubernamental e incompetencia.

El gobierno local ha sido suspendido durante dos años y su poder ha sido transferido al gobernador designado por Londres, Gordon Wetherell, un paso que el primer ministro Galmo Williams ha denominado "golpe de Estado".

Los políticos de Turcos, un territorio británico de ultramar ubicado a 800 kilómetros al sureste de la península de Florida, están acusados de vender tierras de la Corona para beneficio personal.

El gobierno británico amenazaba desde hacía varios meses con tomar medidas drásticas, explica el especialista en asuntos diplomáticos de la BBC Mike Wooldridge, luego de que un informe encargado por el Ministerio de Exteriores revelara un panorama desastrozo en la administración de los asuntos locales.

De acuerdo a la Cancillería, al examinar las resoluciones del Gabinete y la Asamblea de Turcos se encontró "abundante información que habla de altas probabilidades de corrupción sistemática y deshonestidad seria".

De la investigación también se concluye que "había claras señales de inmoralidad política e inmadurez, e incompetencia administrativa general".

El premier Williams consideró las medidas tomadas por Londres "una invasión y recolonización" que deja a Gran Bretaña "en el lado equivocado de la historia".

Un paso firme

Para muestra, un botón. El ex primer ministro, Michael Misick, ha sido acusado de construir un imperio multimillonario desde que asumió el poder en 2003.

Él ha negado las acusaciones diciendo que logró atraer inversiones cuantiosas hacia las islas.

Por su parte, el secretario del ministerio de Exteriores Chris Bryant dijo: "Éste es un paso constitucional serio que el gobierno británico no se ha tomado a la ligera, pero estas medidas son necesarias para restaurar el buen gobierno y una administración financiera sólida".

"Sigue siendo nuestra intención que se lleven a cabo elecciones en 2011, si no antes".

"El gobernador y sus asesores tendrán mucho trabajo por delante, pero sé que muchas personas en Turcas y Caicos recibirán con alegría la noticia y tendrán grandes expectativas sobre los resultados", agregó.

"Los invito a trabajar con el gobernador para reconstruir la estabilidad y la confianza en su territorio", remató.

Turcos y Caicos son uno de los principales centros financieros offshore de la región, y miles de compañías extranjeras están registradas allí, explica Mike Wooldridge.

Además, las islas, donde viven unas 30.000 personas, constituyen un destino turístico muy popular.

Otrora dependientes de Jamaica, Turcos se convirtieron en territorio británico de ultramar con la independencia de la isla vecina en 1962.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.