Acusado por AMIA ¿ministro en Irán?

Ahmad Vahidi, propuesto por el presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad para ocupar el Ministerio de Defensa, tiene un pedido de captura internacional librado por Interpol por su presunta participación en el atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que mató a 85 personas en 1994.

Image caption Ahmad Vahidi tiene un pedido de captura internacional de Interpol.

La noticia de la designación causó malestar en la justicia argentina, representantes de organizaciones judías y en el gobierno de Israel.

"Vahidi no sólo se encuentra con pedido de captura por parte de la justicia argentina, sino que es una de aquellas personas cuya circular roja fue aprobada por Interpol, en su Asamblea General de noviembre de 2007, por lo que registra máxima prioridad de búsqueda", indicó el fiscal argentino Alberto Nisman.

Vahidi, un ex miembro de la Guardia Revolucionaria iraní, ha estado actuando como viceministro de Defensa.

La justicia argentina ha responsabilizado a ex funcionarios iraníes por la autoría intelectual del crimen, que atribuyen al grupo islámico Hezbolá.

Interpol había emitido un pedido de captura contra antiguos integrantes del gobierno iraní en marzo de 2007, incluido el ex presidente Alí Hashemi Rafsanjani.

Nisman señaló que "esta designación resulta muy grave, ya que Vahidi es una persona que, como ex jefe del grupo especial Al Quds, está sumamente comprometida con el atentado".

Ahmadinejad presentó esta semana su lista para el nuevo gabinete tras haber ganado unas polémicas elecciones dos meses atrás.

Y los analistas prevén que el gabinete propuesto enfrentará una oposición considerable, tanto de parte de los conservadores que dominan la Asamblea como de la oposición moderada, que afirma que el gobierno carece de legitimidad.

Reacciones

Tras conocerse la noticia, las reacciones en las entidades judías argentinas fueron de absoluto rechazo, informó Valeria Perasso, corresponsal de BBC Mundo en Buenos Aires.

Image caption Esta semana se recordó el 15° aniversario del atentado en Buenos Aires.

El presidente de la AMIA, Guillermo Borger, dijo que estaba "sorprendido e indignado" y que la posibilidad de que Vahidi integre un gobierno era "vergonzoso e insultante" para toda la comunidad judía en Argentina.

Borger afirmó que no puede comprender "cómo una persona requerida por Interpol por estar involucrada en la causa AMIA es designada en el cargo".

En tanto, el presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), Aldo Bonzis, expresó "el más enérgico repudio y condena por la designación".

Y señaló que el hecho constituye "un incalificable agravio a las víctimas, sus familiares y a la República Argentina y su sistema judicial".

En tanto, la Cancillería israelí opinó que "la propuesta de Ahmadinejad, aún antes de ser aceptada por el Parlamento iraní, expresa de la mejor manera el menosprecio y hasta repudio de la dirigencia iraní hacia la opinión pública mundial y hacia la justicia internacional", según consignó el diario argentino Clarín en su sitio de internet.

El ataque contra la AMIA, que además de las 85 víctimas fatales dejó unos 300 heridos, fue el mayor atentado en la historia de Argentina.

Dos años antes, en 1992, una bomba también destruyó la embajada de Israel en Buenos Aires, causando la muerte de 29 personas.

En Argentina reside la mayor comunidad judía de América Latina y la quinta del mundo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.