México: amenazan con secuestros masivos

Frontera de México con EE.UU.
Image caption El secuestro de migrantes es un problema creciente en el país.

Hace tres semanas Walter Aníbal, de 28 años, huyó de Honduras hacia Estados Unidos ante el temor de ser reclutado por el ejército de su país, según la versión que corrió en su comunidad de San Pedro Sula.

Pero ahora está aterrado. En el sureste de México, donde se encuentra, la banda criminal conocida como Los Zetas amenazó con un secuestro masivo de indocumentados centroamericanos, según denunciaron sacerdotes católicos de la región.

El hondureño no sabe qué hacer. "Desde que entré a México dicen que los mentados Zetas se van a llevar a los que viajan en el tren. Tengo mucho miedo, porque a un compañero ya lo secuestraron una semana, le sacaron 5.000 dólares a su familia", le contó Walter a BBC Mundo.

Ante la amenaza, los responsables de albergues para migrantes de la Iglesia Católica solicitaron a la policía local y federal que custodie los ferrocarriles donde viajan los indocumentados, aseguró el director de la Pastoral de Movilidad Humana en el sureste mexicano, Alejandro Solalinde.

"El secuestro puede ser inminente, operadores de la banda soltaron la versión que están listos para llevarse a los muchachos", dijo en conversación con BBC Mundo.

El secuestro de migrantes es un problema creciente. Entre diciembre de 2008 y junio de este año, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) documentó el secuestro de unos 10.000 centroamericanos, un promedio de 54 al día, sobre todo en el sureste de México.

"El pan de cada día"

Hace más de dos años que Los Zetas secuestran indocumentados centroamericanos, aseguró el sacerdote Solalinde.

La banda forma parte del Cartel del Golfo, una de las organizaciones de tráfico de drogas más violentas de México y Centroamérica, según la Fiscalía mexicana y la agencia antidrogas de Estados Unidos, la DEA.

Incluso la CNDH ha documentado la participación de Los Zetas en secuestros masivos de indocumentados, especialmente en los estados de Tabasco, Chiapas y Veracruz, en el sureste del país.

Image caption Hace más de dos años que Los Zetas secuestran indocumentados centroamericanos.

También hay secuestros en ciudades del norte como Reynosa, Tamaulipas, donde hace unas semanas el Ejército rescató a 93 centroamericanos retenidos por sicarios del grupo criminal.

Pero la mayoría de los casos han ocurrido en Veracruz, según un informe especial de la CNDH.

"Los secuestros masivos son el pan de cada día, a pesar de todas las denuncias que se han presentado. No hay quien los pare", afirmó Solalinde.

El Instituto Nacional de Migración y la Procuraduría General de la República le dijeron a BBC Mundo que analizan la denuncia de la Pastoral de Movilidad, pero no emitieron una posición oficial del caso.

El primer paso

Tras la alerta de la Pastoral de Movilidad Humana, la policía de Chiapas resguarda los trenes que cruzan el estado y donde viajan cientos de centroamericanos.

Pero es sólo el primer paso, dijo Solalinde, porque el resto del viaje hasta la frontera con EE.UU., cerca de mil kilómetros, los migrantes están en riesgo de ser secuestrados.

Walter Aníbal lo tiene claro. Refugiado en la casa del Migrante de Ixtepec, Oaxaca, espera el momento más seguro para continuar su camino.

"Lo que viene es lo más duro, pero no hay de otra, uno no va a EE.UU. de paseo, tenemos mucha pobreza y hay que llevar comida a las familias".

El crimen organizado secuestra inmigrantes "sin papeles" para extorsionar a sus familiares en EE.UU., para obligarlos a pasar droga a través de la frontera o para esclavizarlos en distintos tipos de trabajo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.