Morales pide en España por inmigrantes ilegales

Evo Morales
Image caption El presidente de Bolivia, Evo Morales, habló ante varios miles de personas en Madrid.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, de visita oficial en España, prometió ante miles bolivianos en Madrid, que trabajará por la legalización de todos los trabajadores inmigrantes.

Cerca de 10.000 personas –la mayoría inmigrantes bolivianos- escucharon al presidente Evo Morales en la plaza de toros de Leganés, en las afueras de Madrid.

Sobre un escenario engalanado con su foto, Morales aseguró que presionaría para que se regularice a todos los inmigrantes que trabajan, un mensaje dedicado especialmente a los bolivianos que viven en España y que no tienen papeles.

Para algunos analistas, el acto fue una previa de la campaña electoral en su país.

Inmigrantes "sin papeles"

"Cuando los españoles y los europeos llegaban a América, nuestros abuelos nunca dijeron que eran ilegales. Declararlos ilegales es un grave error", dijo el mandatario entre aplausos y vítores del auditorio.

Según apuntó el diario El País de Madrid, que cita fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores español, en el país europeo residen legalmente 98.000 bolivianos y podrían ser más de 150.000 los que no tienen papeles, una de las mayores comunidades de inmigrantes irregulares en España.

"Estamos trabajando para que Naciones Unidas llegue a un acuerdo internacional para que los trabajadores, que mejoran la situación social y económica de un país, no estén considerados ilegales", afirmó Morales en declaraciones citadas por la agencia de noticias EFE.

El acto de este domingo en Madrid –que la Embajada boliviana en Madrid, de acuerdo con El País, negó que se tratara de un mitin electoral- tiene lugar a menos de tres meses de las elecciones legislativas y presidenciales en Bolivia, previstas para el 6 de diciembre y algunos analistas sugirieron que era el "inicio de la campaña".

Elecciones en tres meses

Image caption Los bolivianos son una de las mayores de inmigrantes en España.

Aunque Morales no pidió el voto en ningún momento, defendió su gestión al frente del gobierno y recordó a sus compatriotas que los residentes en el exterior debidamente registrados podrán participar en los comicios.

"Desde 1940 Bolivia no experimentaba un superávit fiscal. Y ahora contamos con 8.500 millones de dólares de reservas internacionales, cuando yo llegué a la presidencia sólo había 1.700", apuntó el presidente.

Sin hacer referencia explícita a la polémica actual sobre la utilización de bases colombianas por el ejército estadounidense, Morales sugirió que "en Latinoamérica, donde hay una base militar de Estados Unidos hay golpes militares".

El ex director de la UNESCO, el político español Federico Mayor Zaragoza, que acompañó a Morales sobre el escenario, expresó su deseó de que el presidente boliviano continúe al frente de su país "por muchos años".

El acto de la plaza de toros de Leganés precedió a tres días de visita en España durante los que el mandatario se reunirá con el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y con el rey de España, Juan Carlos I.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.