Cuba: se acerca la hora de Juanes

Juanes ensaya en la Plaza de la Revolución para el concierto en La Habana (Foto Raquel Pérez)
Image caption El concierto de Juanes será trasmitido para todo el mundo vía satélite.

Todo en la Plaza de la Revolución está ya listo para el concierto “Paz sin Fronteras”, organizado por el cantante colombiano Juanes. Se calcula que este domingo, a pesar del intenso calor reinante a esa hora, asistirán al evento cientos de miles de personas.

El debate que provocó la iniciativa continúa hasta la fecha, los periódicos de Miami siguen publicando testimonios de rechazo, incluso anónimos cubanos entrevistados en La Habana por periodistas, también anónimos, que han entrado al país clandestinamente.

Sin embargo, el concierto será trasmitido para todo el mundo vía satélite y en directo, incluso hay equipos de transmisión de cadenas nacionales de televisión estadounidenses, por lo que es de esperar que pueda también verse en todos los Estados de EE.UU.

Juanes en Cuba, ¿fomentará la paz?

En las tiendas de divisas desaparecen las prendas blancas, mientras los medios de prensa nacionales recomiendan al público tomar medidas especiales para contrarrestar los efectos del sol y del calor, en una plaza que no cuenta con ningún punto de sombra.

Concierto caliente

El escenario ya está montado en el mismo lugar donde el Papa Juan Pablo II oficiara su misa, pero a diferencia de aquella ocasión, ahora hay mayores equipos de sonido y todo el espectáculo será de cara al sol porque fue planificado para dar inicio a las 14:00 hora local (1800 GMT).

Image caption Juanes cantará flanqueado por una gigantesca imagen del Che Guevara y una gran estatua de José Martí.

Debe ser la primera vez que en la Plaza de la Revolución se realiza una concentración a esa hora debido al calor reinante, se espera que supere los 32 centígrados. Un funcionario de la cancillería aseguró a BBC Mundo que el horario fue decidido por Juanes.

Los medios de prensa nacionales han lanzado una campaña para que el público asistente lleve sombreros, agua y caramelos para contrarrestar los efectos de la temperatura. Además se colocaron puestos de venta de bebidas y alimentos en las cercanías.

En una tienda del centro de la ciudad nos informaron que se vendieron ya todas las sombrillas blancas y se están liquidando los sombreros. “Estoy por comprarlos todos yo y venderlos mañana al doble de precio en la Plaza”, nos dijo en broma el dependiente.

Un sitio histórico

Juanes y sus acompañantes cantarán flanqueados por una gigantesca imagen del Comandante Ernesto Che Guevara y la mayor estatua que existe del prócer nacional, José Martí. De frente al Teatro Nacional y con la Biblioteca a sus espaldas.

Image caption Cálculos de los organizadores estiman que el número de asistentes superará el medio millón.

Cálculos de los organizadores estiman que el número de asistentes superará el medio millón, el doble de los que acudieron a la misa papal de 1998. Será además una de las pocas ocasiones en que la Plaza no sea utilizada para actividades políticas.

Originalmente se llamó Plaza Cívica y estaba casi terminada en 1959. No obstante fue elegida para realizar los actos políticos más importantes de la Revolución, desde la “Declaración de La Habana” hasta La “Velada Solemne” por la muerte del Che.

La Plaza de la Revolución es también el centro del poder, rodeándola se encuentran el Comité Central del Partido Comunista, el Consejo de Estado y el Consejo de Ministros (poder ejecutivo), además de los ministerios de la Defensa y el del Interior.

Anticastristas en la TV cubana

Mientras en la Plaza se dan los últimos toques para el concierto, en Miami continúan las protestas contra Juanes. Unos reclaman que cante Willy Chirino, otros afirman que se trata de traición y algunos planean utilizar una aplanadora para romper más discos.

Image caption Muchos cubanos recorrieron cientos de kilómetros para acudir al concierto de Juanes.

La televisión cubana emitió un reportaje en el que, por primera vez desde el caso del niño Elián González, aparecen las principales figuras del exilio, incluyendo a los congresistas federales Lincoln Díaz Balart e Ileana Ros-Lethinen, hablando contra el concierto.

Sus posiciones contradicen lo que piensa la mayor parte de los cubanos, algunos de los cuales recorrieron 500 kilómetros desde sus provincias. En Cuba el apoyo es tal que hasta los presos políticos firmaron una carta respaldando la iniciativa de Juanes.

Joan Pérez, de la provincia de Santi Spiritu, vino con su novia “exclusivamente para el concierto, aunque no me puedo vestir de blanco porque no tengo”.

Desde Ciego de Ávila llegó Yaleini Agüero, para quien esto “es lo máximo, yo estoy con Juanes y mañana estaré aquí a la 5 de la mañana”.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.