Última actualización: martes, 22 de septiembre de 2009 - 13:55 GMT

Dispersan a simpatizantes de Zelaya

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Miles de simpatizantes de Manuel Zelaya que se encontraban reunidos afuera de la embajada brasileña en Tegucigalpa, donde está refugiado el depuesto mandatario, fueron dispersados con bombas lacrimógenas y balas de goma por las fuerzas de seguridad hondureñas.

Juan Barahona, líder del Bloque Popular de simpatizantes de Zelaya y quien estuvo con él en la embajada, dijo que las 5:30 hora local, la policía y el ejército comenzaron a dispersar a los manifestantes con bombas lacrimógenas, tanques de agua "y a bala viva". También asegura que hubo varios heridos.

Por su parte la vicecanciller del gobierno interino, Martha Lorena Alvarado, confirmó a BBC Mundo que se procedió a la dispersión de la multitud con bombas lacrimógenas. Alvarado negó rotundamente que se hubiera disparado contra la sede de la embajada, como le aseguraron a BBC Mundo partidarios de Zelaya.

Guillermo Amador, también simpatizante de Zelaya, dijo que en estos momentos la embajada se encuentra rodeada de militares con pasamontañas. También aseguró que "hay muchos heridos y gente detenida".

La policía choca con simpatizantes de Zelaya fuera de la embajada de Honduras.

Según testigos, entre los simpatizantes de Zelaya hay varios heridos.

Sigfredo Bustillos, quien también se encontraba cerca de la embajada, le aseguró a BBC Mundo que todavía hay pequeños grupos en la zona del barrio de Morazán, donde se encuentra la sede diplomático, sin embargo aseguró que no hay enfrentamientos en estos momentos.

Miles de personas se habían reunido desde el lunes en los alrededores de la sede diplomática, donde se encuentra refugiado el depuesto presidente, desafiando el toque de queda establecido por el gobierno interino.

"Somos alrededor de 20 mil personas aguerridas (...). No vamos a permitir que los golpistas se salgan con la suya. Ellos, en represión, han puesto un estado de sitio para que miles de personas no lleguen a la capital", le había dicho a BBC Mundo Guillermo Amador.

El toque de queda impuesto por el presidente interino Roberto Micheletti empezó a las 4:00 de la tarde del lunes, hora hondureña (22:00 GMT) y termina a las 6 de la tarde del martes (0:00 GMT).

Asamblea de la ONU

Manuel Zelaya logró regresar a su país este lunes y buscó refugio en la embajada brasileña. El canciller de Brasil, Celso Amorim, indicó que su país no le concedió asilo a Zelaya, pues lo considera "el presidente legítimo de Honduras".

El regreso de Zelaya se produce en momentos en que decenas de mandatarios de todo el mundo se encuentran congregados en Nueva York para participar en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Manuel Zelaya se dirige a sus partidarios desde la embajada de Brasil

Zelaya dijo que no piensa salir del país.

De hecho, estaba previsto que Manuel Zelaya hablara ante la ONU este miércoles en la tarde.

Algunos analistas ven el retorno de Zelaya a Honduras en estos momentos como una jugada política para concentrar la atención de los mandatarios mundiales en la crisis hondureña, que lleva más de tres meses y en momentos en que el interés y la presión internacional parecían disminuir.

Además, después de la Asamblea de la ONU, esta semana se realiza también en Estados Unidos una cumbre del G-20, en Pittsburgh.

No se van

Previamente, Sigfredo Bustillo, miembro del partido Liberal de Honduras, le había indicado a BBC Mundo que la manifestación que se lleva a cabo afuera de la embajada era pacífica.

Somos alrededor de 20 mil personas aguerridas (...). No vamos a permitir que los golpistas se salgan con la suya.

Simpatizante de Zelaya afuera de la embajada de Brasil en Tegucigalpa

"Completamente pacífica como ha sido durante estos 86 días de resistencia del pueblo", dijo Bustillo, quien agregó que la electricidad fue cortada en las cuatro cuadras más próximas a la sede diplomática. "Algunas personas han prendido fogatas y otras han usado las luces de los automóviles". Además, denunció que a varios buses procedentes del interior del país se les impidió ingresar a la capital.

De acuerdo con Bustillo, lo único que los haría moverse sería que Manuel Zelaya sea restituido.

En diálogo con BBC Mundo desde Tegucigalpa, Manuel Zelaya dijo que espera iniciar un proceso de diálogo en el que está dispuesto a involucrar al mandatario interino, Roberto Micheletti.

clic Lea: Zelaya: "He llegado de forma pacífica y voluntaria"

Precisamente, Micheletti, después de negar en principio que Zelaya había regresado, impuso el toque de queda nacional de 26 horas. También ordenó el cierre de los cuatro aeropuertos internacionales del país.

Micheletti pidió a Brasil que entregue "a las autoridades competentes" al depuesto presidente y responsabilizó al país sudamericano de cualquier acto de violencia que se produzca por la presencia de Zelaya.

clic Lea: Micheletti pide a Zelaya para procesarlo

Tres meses de crisis

La crisis que parece profundizarse esta semana tiene como fecha clave el 28 de junio, cuando efectivos del ejército hondureño arrestaron al presidente, Manuel Zelaya, y lo deportaron a Costa Rica. Horas después fue juramentado como mandatario el titular del Congreso, Roberto Micheletti.

La razón que alegó el actual gobierno interino para sacar del poder a Zelaya fue su insistencia en llevar a cabo un referendo para reformar la Constitución. Sus opositores aseguraban que lo que buscaba era introducir un artículo que permitiera la reelección presidencial, aunque Zelaya nunco lo dijo de manera explícita.

Después de su salida del poder, Zelaya intentó volver una vez por avión, pero se le impidió regresar. Luego, cruzó por tierra desde Nicaragua, pero sólo estuvo en territorio hondureño durante unos pocos minutos.

En estos casi tres meses el gobierno interino de Honduras se ha visto aislado por la comunidad internacional y ha anunciado elecciones para el próximo 29 de noviembre. También fracasó un intento de mediación liderado por el presidente de Costa Rica, Oscar Arias.

Ahora se abre un nuevo capítulo y un nuevo interrogante en la crisis hondureña. Como el propio Zelaya lo dijo desde la embajada brasileña: "Nadie me sacará de Honduras".

____________________________________________________________________

Su opinión nos importa y complementa nuestra información. Por eso lo invitamos a que participe en nuestro clic foro sobre el regreso de Manuel Zelaya.

¿Usted se encuentra en Honduras? ¿Cómo se vive allí la situación hoy?

¿Tiene fotos o videos sobre la llegada de Zelaya, o sobre la situación que vive Honduras?

Envíelos haciendo clic clic aquí o al correo: susimagenes@bbc.co.uk.

Golpe en Honduras

  • Sucesos clave

    • Zelaya: el acuerdo es "letra muerta"
    • Micheletti anuncia gobierno sin Zelaya
    • Lea más

    • Protagonistas

    • Lea más

    • Honduras: acuerdo en la cuerda floja
  • Video

    • VeaDur: 02:37

    • VeaDur: 01:09

    • Vea más videos

    • En imágenes

      • Más galerías de fotos
  • Participe

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.