Ratifican a polémico fiscal en México

Arturo Chávez Chávez, nuevo fiscal general de México
Image caption Los senadores del PRI y del gobernante PAN apoyaron la designación del nuevo fiscal general.

El senado de México aprobó el controvertido nombramiento de Arturo Chávez Chávez como nuevo fiscal general del país, a pesar de la oposición de organizaciones de derechos humanos que le acusan de no investigar los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez, cuando fue procurador en Chihuahua.

Madres de las víctimas, que protestaban afuera del Senado, se indignaron con la designación.

“Es una burla a todos los mexicanos pero especialmente a quienes perdimos a un ser querido”, le dijo a BBC Mundo Marisela Ortíz, fundadora de la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa.

El nuevo fiscal dijo que hablará con familiares de las víctimas y con los grupos que le han criticado.

“Tengo el compromiso de reunirme con las organizaciones no gubernamentales para construir mecanismos de prevención y profundizar en la investigación de los crímenes pendientes”, dijo.

Chávez fue propuesto como fiscal general por el presidente Felipe Calderón. Para su nombramiento sólo obtuvo el respaldo de senadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el gobernante Partido de Acción Nacional (PAN).

Cuesta arriba

A pesar de su disposición a dialogar, el nuevo fiscal no tiene un camino fácil para reunirse con sus críticos.

Y es que las organizaciones de derechos humanos no confían en el nuevo funcionario, le dijo a BBC Mundo María Estrada, del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio en Ciudad Juárez.

“La PGR dijo en 2006 que había 179 funcionarios públicos que cometieron graves daños en las investigaciones, y uno de ellos es Chávez Chávez. Por eso hoy los asesinatos siguen impunes”, insistió.

Por lo pronto, organizaciones civiles anunciaron que acudirán a tribunales internacionales para impugnar el nombramiento del nuevo fiscal.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) tiene abierto un juicio contra el Estado mexicano por el asesinato de mujeres en Ciudad Juárez.

El proceso está en la última fase y se espera una sentencia antes de noviembre próximo.

Acusaciones

Image caption La designación del nuevo fiscal cosechó el rechazo de organizaciones defensoras de los derechos humanos.

El asesinato en serie de mujeres se descubrió en 1993, cuando decenas de cadáveres de mujeres jóvenes aparecieron en campos de cultivo y zonas desérticas.

Por los primeros casos la policía de Chihuahua detuvo a Abdel Latiff Sharif, ciudadano egipcio, quien fue condenado por el asesinato de dos mujeres. Luego murió en prisión.

Pese a la sentencia, los homicidios continuaron en la misma forma que al inicio; es decir, las víctimas eran jóvenes de piel morena, delgadas y de baja condición económica.

Arturo Chávez fue designado procurador estatal en 1996 y, según la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), las investigaciones que encabezó sobre los homicidios seriales fueron deficientes.

La CNDH le acusó de “obstruir la justicia” y exigió al gobierno de Chihuahua que fuera investigado por su conducta.

Nunca hubo investigación y por el contrario, Chávez ocupó varios cargos públicos, incluso una subsecretaría en el Ministerio de Gobernación.

Mientras, los homicidios de mujeres continúan. Según organizaciones civiles, en lo que va del año han muerto 88, la cifra más alta desde 1993.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.