Chile: encendido primer debate presidencial

Aunque en la previa todos hablaban de entregar propuestas e ideas para mejorar el país, el primer debate presidencial en Chile resultó marcado por la tensión, cuando Eduardo Frei y Sebastián Piñera dejaron de lado las preguntas para atacarse mutuamente.

Image caption Un cordial saludo entre Piñera y Frei antes de comenzar el debate y atacarse mutuamente.

El acto transcurrió con calma y sin grandes novedades hasta que Frei -candidato de la coalición gobernante Concertación- sacó a relucir el último informe del organismo Transparencia Internacional (TI), que incluía la actuación de Piñera -candidato de la derechista Coalición por el Cambio- en julio de 2006, cuando en su calidad de máximo controlador de la aerolínea LAN compró acciones un día antes de publicarse el positivo estado financiero de la compañía.

Como consecuencia, Piñera debió pagar una multa cercana a los 360 millones de pesos (unos US$ 660.000) a la Superintendencia de Valores y Seguros, y esto fue remarcado por Frei ante una pregunta sobre cómo combatir la corrupción.

El senador de centro-izquierda recordó que TI le hacía un cargo "muy grave al candidato de la derecha por uso de información privilegiada"y planteó que "eso puso en discusión la credibilidad del sistema chileno".

"Una persona que aspira a ser presidente no puede estar en Transparencia Internacional", enfatizó el ex mandatario, sentencia a la que no tardó en responder Piñera.

"Yo le quiero decir al senador Frei que no puede ser tan irresponsable y faltar a la verdad como lo acaba de hacer. Nunca he usado información privilegiada ni nunca nadie me lo ha imputado, y espero que se disculpe. Además, mis inversiones siempre han sido transparentes y las suyas, senador Frei, las conoce sólo usted y su hermano Francisco", retrucó el candidato de la derecha.

El ataque de Frei

En el equipo de Piñera reaccionaron con molestia ante esta situación. El politólogo José Miguel Izquierdo, del Instituto Libertad -afín a la candidatura de Coalición por el Cambio-, cuestionó la actuación de Eduardo Frei.

"Me parece que los candidatos tuvieron espacio para plantear sus ideas y esa lógica sólo se rompió cuando Frei decidió atacar. Pero es lo que tiene que hacer un candidato que necesita mancillar la posición del ganador", dijo el especialista a BBC Mundo.

El ex presidente se defendió tras el debate aduciendo que es necesaria más claridad en el mundo de las inversiones, y que "estos temas es bueno que la gente los discuta en el marco de la campaña".

Por otro lado, el politicólogo Patricio Gajardo -de la Universidad Central- apuntó que la estrategia de Frei en el debate pudo haberle resultado útil desde un punto de vista oportunista, pero no le representó ganancia alguna.

"Piñera por ser empresario está inserto en un contexto que puede generar dudas en términos de su credibilidad en ese plano. Me parece oportuno que haya salido este tema de Transparencia Internacional porque le permite reflotarlo y hay un sentido de oportunidad, pero en definitiva creo que no suma ni resta para Eduardo Frei", señaló a la BBC.

¿Crece Enríquez-Ominami?

Image caption Marco Enríquez-Ominami, Sebastián Piñera, Jorge Arrate y Eduardo Frei en el primer debate presidencial.

En general los analistas coincidieron en que el personaje mejor evaluado tras el debate fue el candidato independiente Marco Enríquez-Ominami, a quien destacaron por sus respuestas claras y precisas, y por la seguridad que además mostró para emplazar a sus contendores en temas como el elevado gasto electoral de sus campañas.

"Lo vi bien, tranquilo y crecedor, y con la estrategia del catchball, planteando cuestionamientos a la izquierda y la derecha", estimó José Miguel Izquierdo.

"El gran plus de Marco Enríquez es que aparece en un plano de estar en igualdad de condiciones con los dos candidatos más importantes, con Frei y Piñera, y lo encontré el que manejó mejor los emplazamientos a pesar de que no hubo muchas respuestas", sostuvo Gajardo.

Al evento, organizado por la estatal Televisión Nacional de Chile (TVN), asistieron Sebastián Piñera, Eduardo Frei , Marco Enríquez-Ominami y Jorge Arrate (candidato del pacto de izquierda Juntos Podemos).

Estuvo ausente Alejandro Navarro, líder del Movimiento Amplio Social, quien un día antes anunció que deponía su candidatura para sumarse al equipo de Enríquez-Ominami.

El acto trató ámbitos como educación, seguridad ciudadana, economía, salud y vivienda. Los aspirantes al Palacio de La Moneda se volverán a encontrar el 9 de octubre en un otro debate, organizado esta vez por la Asociación de Radiodifusores de Chile, de cara a los comicios de diciembre.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.