Arrestos por masacres en Ciudad Juárez

El ejército mexicano capturó este viernes a cinco sicarios que serían los supuestos responsables de las masacres en dos centros de atención para drogadictos en Ciudad Juárez, estado de Chihuahua, en el norte de México.

Image caption Los detenidos son los supuestos responsables de las masacres en dos centros de atención para drogadictos.

Los ataques ocurrieron en dos incidentes: el pasado 2 de septiembre en el albergue El Aliviane, donde 18 jóvenes murieron acribillados, y luego el 15 de septiembre en el centro Anexo Nueva Vida, en el que fallecieron otras 10 personas.

De acuerdo con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), los detenidos, de entre 22 y 27 años de edad, forman parte del grupo conocido como Gente Nueva, vinculado al Cartel de Sinaloa, la organización de narcotráfico más poderosa de México.

"Los detenidos dijeron que su trabajo era exterminar al grupo contrario", le dijo a BBC Mundo Enrique Torres, portavoz del Operativo Conjunto Chihuahua, en el que participan policías locales, federales y el ejército.

Según la procuradora de Justicia de Chihuahua, Patricia González, la violencia en la región se debe a la "guerra de exterminio" entre la organización de Sinaloa y el Cartel de Juárez para controlar el tráfico de drogas.

Sin confesión

Los sicarios fueron detenidos la noche del jueves 24 de septiembre, durante un patrullaje de rutina del ejército.

La Sedena informó que el grupo es responsable de al menos 45 ejecuciones, entre ellas las de centros para rehabilitar drogadictos.

El secretario de Seguridad Pública de Chihuahua, Víctor Valencia, ha dicho que los carteles utilizan los albergues como casas de seguridad para vendedores de droga al menudeo.

Sin embargo, hasta ahora los sicarios detenidos no han confesado la razón del ataque a los albergues, señaló el portavoz del Operativo Conjunto.

El gobierno de Chihuahua cerró 10 centros de rehabilitación como una medida precautoria para evitar nuevos ataques.

Violencia creciente

En lo que va del año, más de 1.600 personas han sido asesinadas en Ciudad Juárez, fronteriza con Estados Unidos, que es considerada la más violenta de México.

El ejército mantiene a 4.000 soldados para vigilar la ciudad junto con la policía local, pero aún así las ejecuciones continúan.

El miércoles 23 de septiembre fue asesinado el periodista Norberto Miranda Madrid por un comando armado que entró a la radiodifusora donde trabajaba.

La organización Reporteros sin Fronteras atribuyó el crimen al Cartel de Juárez.

Ese mismo día fue relevado el visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) en la ciudad, Gustavo de la Rosa, quien había denunciado amenazas de muerte en su contra.

La CEDH determinó que el visitador no investigue más casos vinculados con la delincuencia organizada.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.