Arias: gobierno de facto no quiere diálogo

Oscar Arias
Image caption Arias quiere que el gobierno interino se comprometa a cumplir con los acuerdos.

La presión internacional sobre el gobierno interino de Roberto Micheletti en Honduras aumentó en las últimas horas con la declaración emitida por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que condenó el "acoso" al que está siendo sometida la embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde está refugiado el presidente depuesto Manuel Zelaya.

Lea: ONU condena acoso a embajada de Brasil

En ese contexto el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, defendió el Acuerdo de San José como fórmula aún vigente para lograr una solución a la crisis.

En entrevista con BBC Mundo Arias culpó al gobierno de Micheletti de falta de voluntad para cumplir con los principios de su propuesta.

Usted ha insistido en que la solución a la crisis hondureña pasa por el Acuerdo de San José, pero desde que se presentó, Manuel Zelaya ha regresado a su país y las partes parecen haber iniciado contactos ¿sigue siendo válido este acuerdo aunque las circunstancias hayan cambiado?

Sí. El punto esencial de dicho acuerdo es la restitución de José Manuel Zelaya como presidente constitucional (...) y hasta el día de hoy el gobierno de facto se ha negado a esa posibilidad. Algunos países han hablado de la restitución sin condiciones del presidente Zelaya, y eso está muy lejos de que pueda suceder.

Pero el de San José es el único acuerdo que está sobre la mesa y el Consejo de Seguridad (de la ONU), a pedido del gobierno de Brasil, se expresó una vez más apoyando esta mediación.

Se está pensando si es factible el que una serie de cancilleres, conjuntamente con el secretario general de la OEA, pueda visitar Honduras lo más pronto posible. Se ha hablado de que puedan volar este domingo y sentar a las partes una vez más a dialogar.

Pero lo más importante es que haya la voluntad de ambas partes de firmar o suscribir el acuerdo, pero sobre todo de cumplir con su letra, cosa que hasta el día de hoy no se ha dado.

¿Aprecia mayor disposición al diálogo por parte del gobierno de Micheletti desde que Zelaya regresó a Honduras o cree que por el contrario se ha encerrado en su posición?

Estando ya Zelaya en la embajada, quienes tienen que hablar son los delegados de ambas partes, y ciertamente ese diálogo se puede reanudar en Tegucigalpa.

¿Pero ve futuro y voluntad en esas conversaciones?

Uno se puede sentar alrededor de una mesa a dialogar, pero no queremos que se sienten a dialogar eternamente. También queremos que se llegue a acuerdos, pero si se van a cumplir.

Hasta el día de hoy, a pesar de las sanciones, a pesar de que el gobierno (interino) hondureño ha perdido recursos sumamente beneficiosos por parte de Estados Unidos y la Unión Europea, todas las sanciones, como la eliminación de visas, no han rendido ningún fruto y estamos realmente estancados.

No ha sido posible que haya voluntad en el gobierno de facto para dialogar y cumplir con los acuerdos que ya se habían logrado en San José.

De palabra han dicho todos que están de acuerdo con ello, pero reiteradamente Roberto Micheletti ha dicho que no acepta la restitución de Manuel Zelaya.

¿Hasta cuándo estará dispuesto a sostener esta propuesta de acuerdo si el gobierno interino no acepta dicha restitución?

Si no se quiere cumplir con el Acuerdo de San José, no hay nada más sobre la mesa.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.