Última actualización: sábado, 26 de septiembre de 2009 - 05:47 GMT

Denuncian aumento de represión en Honduras

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Este viernes, el denominado Frente de Resistencia Popular pudo expresar en las calles su apoyo al presidente depuesto de Honduras sin que se registraran incidentes violentos.

Se trató de un acontecimiento prácticamente inédito desde el sorpresivo regreso de Manuel Zelaya al país el pasado 21 de septiembre.

Hasta este viernes, la mayoría de las manifestaciones en contra del gobierno interino, que preside Roberto Micheletti, habían desembocado en enfrentamientos entre la oposición y las fuerzas de seguridad.

Soldados hondureños

Desde el regreso de Zelaya, se produjeron varios incidentes entre sus seguidores y las fuerzas de seguridad.

Esto ha sido denunciado por la "resistencia" como un ejemplo de la naturaleza represiva de las autoridades.

Mientras, el gobierno interino insiste en que detrás de los manifestantes se esconden muchos vándalos, más interesados en saquear y robar que en hacer uso de su derecho a protestar.

Muertos, heridos, detenidos

Sea cual fuere la principal causa, el saldo de los enfrentamientos derivados del regreso de Zelaya hasta la fecha ya suma dos muertos, 18 heridos de bala y más de 92 lesionados, según el presidente del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos de Honduras, Andrés Pavón.

"También llevamos más de 600 detenidos. Y si eso ha pasado en cuatro días, ¿qué puede pasar en cuatro meses?", se preguntó.

La oposición también ha denunciado operativos nocturnos que incluirían allanamientos y arrestos ilegales.

Y la decisión de las autoridades policiales de usar temporalmente un estadio -el "Chochi Sosa"-, para albergar a los detenidos durante las manifestaciones que siguieron al retorno de Zelaya, fue denunciada por algunos como una medida típica de una "dictadura militar".

Detenidos al estadio

Estadio "Chochi Sosa"

BBC Mundo tuvo acceso a esta fotografía que confirma que la Policía Nacional hondureña utilizó el estadio "Chochi Sosa" como centro de detención.

Sin embargo, el Comisionado Nacional para los Derechos Humanos en Honduras, Ramón Custodio, le dijo a BBC Mundo que la medida, si bien impropia, se había justificado por la falta de infraestructura de la Policía Nacional.

"Y todas las personas fueron liberadas de inmediato", afirmó.

Tal vez por eso, este viernes, en el estadio no quedaba ningún vestigio de su uso como centro de detención.

Las únicas personas en su interior eran los jardineros que le daban mantenimiento al césped del jardín central.

"A nosotros nos sacaron el lunes, cerraron los portones como a las seis de la tarde y ya no nos dejaron entrar", contó Patricia Varela, de 27 años, dependiente de un puesto de chucherías de la Villa Olímpica, donde está ubicado el estadio en cuestión.

"Así que no le puedo contar nada", se disculpó. "Pero el miércoles a las seis ya estaba abierto, normal, y en los portones había preguntando (por los detenidos)".

En el estadio

Llevamos más de 600 detenidos. Y si eso ha pasado en cuatro días, ¿qué puede pasar en cuatro meses?

Andrés Pavón, Comité para la Defensa de los Derechos Humanos

Uno de esos detenidos fue Maynor Pena, de 23 años, quien por razones de trabajo transitaba por las calles durante el toque de queda, lo que resultó en su detención por efectivos de la Policía Nacional Preventiva.

"Me bajaron a la fuerza, prácticamente, me subieron a golpes a la patrulla y me llevaron al estadio Chochi Sosa", relató.

Según sus cálculos, dentro de la instalación deportiva había unos 120 detenidos: unos, por haber participado en las demostraciones; otros -como él-, por haber violentado el toque de queda impuesto a raíz del regreso de Zelaya.

Esta última medida -que en principio estuvo vigente por prácticamente tres días consecutivos y a partir del jueves ha sido renovada todas las noches- ha sido denunciada por algunos como un equivalente del arresto domiciliar.

Sin embargo, en un país en el que la mitad de la población considera que lo que ocurrió el pasado 28 de junio fue un golpe de Estado y la otra, una sucesión constitucional, no es difícil encontrar gente que afirme que la disposición no es parte del problema sino de la solución.

Y las valoraciones sobre la situación de los derechos humanos en Honduras a raíz de los sucesos del 28 de junio también difieren muchísimo, según las simpatías políticas de los entrevistados.

Seguidores de Manuel Zelaya

El gobierno interino insiste en que detrás de los manifestantes se esconden muchos vándalos.

Para el comisionado Custodio, por ejemplo, algunas de las valoraciones más negativas de la situación hondureña están basadas en testimonios de gente que "no dice la verdad, tergiversa los hechos o sencillamente exagera la situación".

Pero analistas independientes, como el periodista Manuel Calderón, no dudan en afirmar que, desde hace una semana Honduras vive "los peores momentos de represión, violencia y abuso de poder desde que el pasado 28 de junio ocurrió el golpe de Estado".

Así las cosas, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solicitó el pasado miércoles una visita "urgente" a Honduras para evaluar la situación, solicitud que hasta el momento no ha tenido respuesta.

Golpe en Honduras

  • Sucesos clave

    • Zelaya: el acuerdo es "letra muerta"
    • Micheletti anuncia gobierno sin Zelaya
    • Lea más

    • Protagonistas

    • Lea más

    • Honduras: acuerdo en la cuerda floja
  • Video

    • VeaDur: 02:37

    • VeaDur: 01:09

    • Vea más videos

    • En imágenes

      • Más galerías de fotos
  • Participe

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.