EE.UU.: Congreso se pelea por Honduras

Roberto Micheletti, presidente interino de Honduras, y congresistas republicanos
Image caption El viaje republicano ha sido visto como un "quiebre" de la posición que ha mantenido EE.UU. frente a Honduras.

En la Casa Presidencial en Tegucigalpa, un grupo de parlamentarios republicanos se reunió este viernes con el presidente interino, Roberto Micheletti, en un viaje que ha puesto en evidencia las profundas divisiones que genera la crisis hondureña en el Congreso de Estados Unidos y con la Casa Blanca.

Una delegación republicana encabezada por el senador Jim DeMint, miembro del comité de Asuntos Exteriores del Senado, y los congresistas Doug Lamborn, Aaron Schock y Peter Roskam viajó en la mañana del viernes a Honduras.

DeMint y su comitiva se reunieron con Micheletti, representantes de la Corte Suprema y algunos candidatos de las venideras elecciones de noviembre, pero no se entrevistaron con las fuerzas que apoyan al depuesto presidente Manuel Zelaya.

Mientras tanto, un grupo de congresistas demócratas envió una carta abierta al Congreso de Honduras para ratificar que "la posición única" de Washington es urgir la firma de los Acuerdos de San José y la restitución de Zelaya en el poder.

Misión de chequeo

Los visitantes no ofrecieron declaraciones pero a la salida de una de las reuniones, el candidato del Partido Nacional, Porfirio Lobo, aseguró a la prensa que le explicaron a los congresistas estadounidenses "el error" de debilitar el proceso electoral.

"Les explicamos que el proceso electoral es una solución, no es parte del problema", afirmó Lobo, en referencia a la renuencia de la comunidad internacional de reconocerle validez a las elecciones de noviembre.

En la mañana del viernes el portavoz de DeMint, Wesley Denton, le aseguró a BBC Mundo que el senador "no va a negociar nada, sino a escuchar a las partes" y que se trataba de "una misión para corroborar hechos".

El viaje de DeMint estuvo precedido por un forcejeo entre el republicano y el presidente del Comité de Exteriores, el senador demócrata John Kerry, a quien acusaron de bloquear los recursos para la salida de la comitiva.

DeMint ha apoyado abiertamente el derrocamiento de Zelaya y es el responsable de que se bloqueara en el Comité de Asuntos Exteriores del Senado la confirmación de Arturo Valenzuela como subsecretario de Estado para Asuntos Hemisféricos, precisamente por sus diferencias con el manejo que está haciendo la Casa Blanca de la crisis hondureña.

Carta demócrata

Ningún representante del partido Demócrata participó en la misión republicana, pero dieron a conocer una carta enviada al Congreso de Honduras cuya presentación coincidió con el fin de las rondas de reuniones entre DeMint y funcionarios hondureños.

"Han recibido a visitantes de nuestro Congreso, que representan el partido minoritario, el Partido Republicano, quienes expresaron un punto de vista muy distinto al de la posición de la administración del presidente Obama y al del partido mayoritario, el Demócrata", se lee en la carta.

Los demócratas dejaron claro que apoyan los esfuerzos del presidente Barack Obama para "restituir el orden constitucional" en Honduras, algo que consideran posible solamente subscribiendo los acuerdos de San José.

Ese acuerdo, promocionado en Costa Rica por el presidente Oscar Arias, contempla el regreso de Zelaya a la Presidencia a cambio de aministía para quienes le desplazaron del poder y otros condicionantes.

"Seguiremos alentando a la administración de EE.UU. a trabajar multilateralmente con todos nuestros aliados en la región. Si el gobierno de facto sigue dilatando este proceso, urgiremos a nuestro gobierno a no reconocer sus elecciones próximas", advierten los seis demócratas que firman la carta.

Rompiendo el cerco

Image caption Llegó a Honduras la misión de la OEA que preparará la visita que realizarán los cancilleres el 7 de octubre.

La visita del senador DeMint a Tegucigalpa ha sido vista como un "quiebre" de la posición que ha mantenido hasta ahora frente a Honduras la Casa Blanca, aunque sus portavoces negaron a BBC Mundo que pudiera dársele esa lectura, ya que sólo se trataba de "constatar los hechos".

La postura del presidente Obama no es compartida por muchos conservadores que consideran a Zelaya una "amenaza" por sus vínculos con Venezuela, Cuba y Nicaragua, países con los que se asoció en los últimos dos años de su gobierno.

La próxima semana viajará a Honduras la representante por Florida, Ileana Ross, la republicana de mayor rango en el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes y una fuerte crítica de Zelaya.

En círculos diplomáticos de la capital estadounidense se destaca que "este tipo de visitas suelen dar oxígeno político a gobiernos en problemas", como le dijo a BBC Mundo un diplomático vinculado a la Organización de Estados Americanos (OEA).

También este viernes llegó a Honduras una delegación de la OEA para preparar el viaje la próxima semana de una misión de cancilleres que visitará el país el próximo 7 de octubre. Es la misma comitiva que fue expulsada de Tegucigalpa hace una semana.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.