Condenan a 4 ex militares por caso Huber

Un juez en Chile condenó este lunes con penas de hasta 10 años de cárcel a cuatro ex militares vinculados al asesinato de un jefe del ejército luego que declarara sobre un caso de tráfico ilegal de armas a Croacia a principios de la década del '90.

Image caption El tráfico fue presuntamente aprobado por Pinochet cuando era comandante en jefe de las FF.AA.

Según un comunicado del Poder Judicial, el magistrado Claudio Pavez dictó sentencia de primera instancia en la investigación de la muerte del coronel Gerardo Huber, quien fuera jefe de adquisiciones de la Dirección de Logística del Ejército.

Huber fue asesinado a inicios de 1992, luego de declarar en un caso de tráfico de 11,5 toneladas de armas a Croacia durante la Guerra de los Balcanes.

El cuerpo de Huber fue encontrado el 20 de febrero de 1992 sobre un montículo de tierra en el río Maipo, al sur de la ciudad de Santiago.

La investigación judicial determinó que el 29 de enero de ese año, mientras se escondía en una vivienda, Huber fue llevado bajo engaño a un puente donde francotiradores le acertaron a larga distancia una bala en su cráneo.

Durante 13 años, la muerte de Huber estuvo caratulada como suicidio, hasta que el caso se reabrió en la corte civil.

Cargamento "humanitario"

El trato por el tráfico ilegal de armas fue expuesto durante la guerra, cuando Naciones Unidas proscribió la venta de armas a Croacia durante la desintegración de la ex Yugoslavia.

En diciembre de 1991 la policía en Hungría descubrió las armas en un barco con cargamento rotulado como de "ayuda humanitaria", presuntamente aprobado por el general Augusto Pinochet, entonces el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas chilenas.

Dos de los militares -el general retirado Víctor Lizarraga y el coronel retirado Manuel Provis- recibieron 10 y ocho años, respectivamente, por conspiración y homicidio.

Mientras que el general retirado Carlos Krum y el coronel retirado Julio Muñóz fueron sentenciados a dos años en prisión por conspiración y asesinato, respectivamente.

En junio, una corte militar condenó a otras 11 personas por su papel en el trato, pero la identidad del que le disparó a Huber sigue sin ser develada.

El juez Pavez dijo que "hubieron muchos intentos por impedir que Huber testificara. Y cuando los intentos fracasaron, tomaron la decisión final: Huber tenía que morir".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.