Ecuador: indígenas recuperan protagonismo

Protesta indígena
Image caption Después de las protestas indígenas, el gobierno inició un proceso de diálogo con la Conaie.

El movimiento indígena en Ecuador resultó fortalecido tras la protesta de ocho días que llevó adelante en el país y el posterior diálogo con el presidente Rafael Correa en el Palacio de Gobierno.

Así lo sostienen analistas que coinciden en que en la actual coyuntura la organización indígena busca superar fracturas internas y un proceso de debilitamiento que se inició años atrás.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) tuvo un papel protagónico durante los derrocamientos de los mandatarios Abdalá Bucaram (1997) y Jamil Mahuad (2000).

En 2003, los indígenas participaron activamente en el gobierno del también depuesto, Lucio Gutiérrez. No obstante, la caída del presidente Gutiérrez golpeó duramente las estructuras de la organización indígena.

"Las fracturas internas en la Conaie se han acelerado desde el acceso del movimiento indígena al gobierno de Gutiérrez", dijo a BBC Mundo Franklin Ramírez, catedrático de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

Este criterio es compartido por Pablo Ospina, profesor de la Universidad Andina Simón Bolívar, quien en diálogo con BBC Mundo sostuvo que "la Conaie ha aparecido como coresponsable de los errores y los problemas que tuvo la gestión de Lucio Gutiérrez".

Fuerza política

Image caption Santi es uno de los líderes que se reunió con Correa.

La falta de fuerza político-electoral de la organización indígena se evidenció durante las elecciones presidenciales de 2006, cuando su candidato Luis Macas, líder del primer levantamiento indígena de 1990, obtuvo menos del 3% de la votación, y se determinó que muchos indígenas prefirieran apoyar en las urnas al actual presidente Rafael Correa y al candidato Gilmar Gutiérrez, hermano del ex mandatario.

Durante el primer gobierno de Rafael Correa, los dirigentes indígenas apoyaron decididamente el proceso que llevó a la instalación de una Asamblea Constituyente que reconoció en la Constitución la condición de Ecuador como un estado plurinacional unitario.

Sin embargo, a decir del analista Ramírez, "luego de la Asamblea Constituyente, el movimiento indígena dejó de sentirse reconocido políticamente por el gobierno de Correa".

En este contexto, la Conaie arribó a la movilización convocada para el 28 de septiembre pasado con una serie de fraccionamientos internos.

Desavenencia interna

Durante dicha jornada, algunas comunidades indígenas de la sierra ecuatoriana decidieron no plegarse a la protesta, y los medios de comunicación no tardaron en hablar de un fracaso de la movilización.

Esto llevo a que la dirigencia indígena sorpresivamente anunciara el mismo día la suspensión de la medida.

Tal suspensión no hizo más que evidenciar otra fisura de la Conaie: las comunidades de la Amazonia resolvieron no acatar la interrupción de la protesta y, al contrario, radicalizaron sus acciones.

Fruto de los enfrentamientos entre indígenas amazónicos y policías se produjo la muerte del maestro aborigen, Bosco Wizuma, lo cual encendió las protestas en todo el país.

Para el analista Omar Ospina es en este agitado proceso de discusión de propuestas nacionales con el gobierno de Correa cuando la Conaie puede mostrar aún más sus fisuras.

"El gran problema que tiene la Conaie es que su gran variedad social, cultural e ideológica se convierte en una desventaja cuando la organización tiene que elaborar toda una serie de propuestas y de leyes específicas sobre aguas, minería, etc, en un ambiente político que funciona muy rápido", afirma Ospina.

Representatividad poblacional y política

La fuerza de la organización indígena ha sido vista por muchos sectores en el país como ligada a su representatividad poblacional y política.

Por un lado, en Ecuador es difícil determinar que porcentaje de habitantes es indígena.

El censo de 2001, el más reciente efectuado en el país, determinó que un 6% de la población se autocalifica como indígena.

Un estudio posterior efectuado por el Sistema Integrado de Indicadores Sociales del Ecuador, encontró que un 14,3% de la población habla una lengua nativa, se autodefine como indígena o sus padres hablan o hablaban una lengua nativa.

En cualquier caso, es claro que la población indígena es una minoría en Ecuador.

Sin embargo, a decir del analista Pablo Ospina, "la importancia del movimiento indígena no deriva de que este sea mayoría o minoría, sino de que forma parte constitutiva de la nacionalidad ecuatoriana".

En términos de representación política, el movimiento Packakutik -actualmente con cuatro asambleístas de 124 que conforman la Asamblea Nacional- es el brazo político de la Conaie.

De otro lado, la Conaie no es la única organización indígena en el país, aunque sí la más grande.

La organización campesina Fenocín, que hoy forma parte del gobierno de Correa, y la agrupación de indígenas evangélicos, Feine, han logrado de a poco ganar espacios políticos.

"El crecimiento de los grupos indígenas evangélicos es muy grande en Ecuador en las dos últimas décadas", anota Ramírez.

El futuro del diálogo

En este marco, ¿cuál es el futuro del diálogo que este lunes instauraron el gobierno y la Conaie?

El analista Franklin Ramírez sostiene que más allá de las contingencias que puedan ocurrir en el desarrollo de las mesas de diálogo, "lo fundamental es que se sostenga el proceso de interlocución política, que haya una relación más fluida entre el gobierno y el movimiento indígena".

A decir de Ramírez, las mesas de diálogo son convenientes para el Gobierno, "que desactiva un conflicto con un actor al que no identifica como adversario", y para los indígenas, "que coloca en la discusión puntos importantes sobre la Ley de Aguas y la Ley Minera".

Eso sí, Ramírez resalta que la forma en la que se llegó al diálogo con el gobierno ya representa un triunfo para los grupos indígenas.

"Con el diálogo la dirigencia indígena recupera protagonismo y presencia política, y obliga al gobierno a sentarse en una mesa de negociación", concluye Ramírez.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.