Argentina clasificó al Mundial

La selección de Argentina clasificó para el Mundial de Fútbol Sudáfrica 2010 tras derrotar a Uruguay 1 gol a 0, en un dramático encuentro en que pocos apostaban por una victoria albiceleste como visitante en Montevideo.

Image caption El mediocampista Bolatti fue el encargado de sellar la victoria argentina.

Dramatismo también se vivió en San Salvador, donde Honduras se clasificó al máximo torneo del balompié tras imponerse 1-0 sobre el Salvador y después del empate (2-2), de último minuto, de Estados Unidos ante Costa Rica.

Honduras vuelve a un Mundial después de 27 años y Costa Rica deberá disputar su boleto ante Uruguay.

Lea: Honduras celebra con feriado

La nación centroamericana se une a los otros dos clasificados de la Confederación Norte Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf): Estados Unidos y México.

Alegría albiceleste

El mediocampista Mario Bolatti se encargó de anotar el tanto para los argentinos en la primera pelota que tocó a los 84 minutos, en un cotejo lleno de faltas y en el que Uruguay tuvo que jugar con 10 hombres tras ser expulsado Martín Cáceres en el segundo tiempo.

Ahora, la albiceleste se une a Brasil, Paraguay y Chile como parte del grupo de selecciones sudamericanas que irán al continente africano el año entrante.

Opine: ¿debe Maradona seguir al frente de la selección?

Al final del partido, los jugadores argentinos entonaron cánticos con insultos hacia la prensa, especialmente de su país, que criticó duramente las actuaciones del seleccionado, en particular de su entrenador y ex astro del fútbol mundial, Diego Armando Maradona.

El resultado, que también dependía del desempeño de Ecuador -que cayó ante Chile por 0 a 1- coloca a Uruguay en zona de repechaje, que deberá definir contra el cuarto de la tabla de la CONCACAF el 14 y el 18 de noviembre.

Este resultado tiene un gran impacto para Argentina por varias razones: el equipo venía jugando muy mal, hubo cambio de director técnico en plenas eliminatorias (Maradona por Alfio Basile), y había perdido bochornosamente con Bolivia 6 a 1, además de ser derrotado en casa contra Brasil y Paraguay.

A esto se le agrega que es la primera vez que la albiceleste gana en Montevideo por las eliminatorias a los mundiales después de 30 años, en lo que se considera el clásico más antiguo del mundo, con casi 100 años de rivalidad.

El partido

Maradona paró un equipo muy defensivo, con sólo dos delanteros y ningún enganche. Mientras que Washington Tabárez armó una escuadra ofensiva desde el primer minuto y con cada uno de los tres cambios que realizó.

El partido empezó con la furia celeste atacando a un equipo argentino esperando atrás para el contraataque.

Al comienzo del primer tiempo, el arco defendido por Sergio Romero debió soportar un contragolpe del delantero charrúa Luis Suárez, un potente remate cruzado de zurda de Álvaro Pereira y un disparo de 30 metros de Diego Forlán.

Pero, a medida que iban pasando los minutos, los albicelestes lograban lo que habían ido a buscar: enfriar el partido y llevarse un empate que los clasificaba directamente al mundial.

Prácticamente monopolizaron el balón, aunque carecieron de profundidad y exhibieron como principal argumento ofensivo las ejecuciones de pelota detenida de la Juan Sebastián Verón, de muy mal partido.

El segundo tiempo empezó con otro intento de media distancia de Forlán, seguido de tibios ensayos de los visitantes por medio del defensor Martín Demichelis y del delantero del Real Madrid Gonzalo Higuaín.

El partido cobraba un tinte deslucido, con marcaciones encimadas, imprecisiones en los pases y una nula gravitación de la estrella del Barcelona Lionel Messi en la gestación del juego, y ya todos avizoraban un empate sin goles.

Sin embargo, luego de la expulsión del uruguayo Martín Cáceres vino el gol argentino en los pies de Bolatti a los cuatro minutos de su ingreso y a seis del final, sentenciando el partido.

De esta manera, Argentina se garantizó el pase a su 15º mundial, después de unas eliminatorias colmadas de polémicas y furia de los hinchas y periodistas, que veían cómo su equipo multiestelar se alejaba de su objetivo de pisar suelo sudafricano en el 2010.

Lea el Blog de Lalo: A Sudáfrica con los ojos cerrados

Reacciones en Uruguay

La corresponsal de BBC Mundo en Uruguay, Verónica Psetizki, afirma que la euforia de los uruguayos previa al partido se transformó en sufrimiento durante los 90 minutos de juego y en rabia una vez finalizado, al ver que la posibilidad de una clasificación directa se esfumó con el gol de Argentina.

Image caption Los jugadores argentinos festejan el único gol del encuentro.

Por tercera vez consecutiva Uruguay tendrá que ir a un repechaje para buscar un lugar en un mundial. La más reciente lo dejó fuera de Alemania 2006 y la anterior lo clasificó a Japón-Corea 2002.

"Estamos acostumbrados" a esta situación, le dijo el hincha uruguayo Rodrigo Díaz a BBC Mundo al finalizar el partido. "Siempre estamos cerca de la posibilidad de clasificar pero no se concreta", agregó, resignado.

Al grito de "Soy celeste, celeste soy yo", los uruguayos alentaron permanentemente a la selección. Pendientes de lo que ocurría en el partido entre Ecuador y Chile, festejaron como si el gol chileno hubiera sido uruguayo, tranquilos de que al menos Uruguay no quedaba fuera de la Copa Mundial.

"Hasta hace poco pensábamos que no había chance, que no íbamos a ir al Mundial. Ahora, todavía podemos ganar (a Costa Rica)", destacó un periodista deportivo buscando alentar a los uruguayos que este miércoles estaban convencidos de que Uruguay iba a superar a Argentina como en El Centenario de Montevideo.

Contenido relacionado