Lula y Uribe dejan atrás tensiones

Los presidentes de Brasil, Luis Inácio Lula da Silva, y de Colombia, Álvaro Uribe, aseguraron haber dejado atrás las tensiones que se generaron por la decisión del gobierno colombiano de permitir a Estados Unidos utilizar bases militares en su país.

Image caption Lula dice confiar en Uribe y en Obama.

Durante un encuentro en la ciudad brasileña de Sao Paulo, Lula -que en el pasado expresó su "preocupación" por el acuerdo- afirmó que su país "no tiene motivos para estar incómodo" por el pacto.

"Tanto el presidente Uribe como (el presidente de EE.UU. Barack) Obama dicen que las bases son para cuidar los problemas internos de Colombia", afirmó el mandatario.

"Yo confío en la palabra del presidente Uribe y confío en la palabra del presidente Obama", aseguró Lula.

En agosto pasado, el líder de la principal economía latinoamericana había pedido más "transparencia" sobre el acuerdo, que ha sido duramente criticado por Venezuela, que afirma que viola la soberanía de la región.

Posturas aunadas

Durante la reunión bilateral, que se realizó al cierre del Encuentro Empresarial Brasil-Colombia, los líderes sudamericanos también coincidieron con respecto a la lucha contra el narcotráfico y el cambio climático.

En la conferencia de prensa que siguió a su encuentro, Lula y Uribe rechazaron la legalización de las drogas como forma de combatir su tráfico.

Y anunciaron que promoverán una reunión de mandatarios de la región amazónica en la ciudad brasileña de Manaos, para elaborar una propuesta conjunta de cara a la Cumbre sobre cambio climático que se llevará a cabo en Copenhague en diciembre próximo.

El encuentro regional, previsto para el 26 de noviembre, incluiría a los mandatarios de Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Venezuela, Guyana y Surinam, además de un representante de Guayana Francesa.

Brasil, positivo

Antes del encuentro, el presidente brasileño había dado a conocer un muy positivo pronóstico sobre la situación económica de su país.

Durante su programa semanal de radio, "Desayuno con el presidente", Lula afirmó que el Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil crecerá un 5% en 2010.

"Eso generará empleos de forma extraordinaria", aseguró, señalando que el país terminará este año con un millón de nuevos empleos formales.

En septiembre, Brasil generó 252.000 empleos formales, un número récord en lo que va del año y la mayor cifra mensual desde septiembre de 2008, cuando comenzó la crisis financiera internacional.

Según las estimaciones privadas, la expansión de Brasil en 2010 alcanzará el 4,8%.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.