Bolivia: El Alto exige más presupuesto

Fanor Nava, alcalde de El Alto (foto cortesía periódico El Alteño)
Image caption Nava dice que su ciudad perderá ingresos por unos US$8 millones. (Foto cortesía periódico El Alteño).

A poco más de 40 días de las elecciones generales en Bolivia, un recorte en los ingresos municipales activó una protesta en contra del gobierno nacional en El Alto, principal bastión electoral del presidente Evo Morales.

Durante la mañana del martes, un grupo de vecinos bloqueó el principal acceso a la ciudad, mientras que el alcalde, Fanor Nava, inició una huelga de hambre junto a un grupo de dirigentes locales.

En diálogo con BBC Mundo, Nava aseguró que su ciudad, de más de 800.000 habitantes, perderá 56 millones de bolivianos (unos US$8 millones) en concepto de ingresos petroleros, lo que afectará la ejecución de obras.

Desde el gobierno nacional argumentaron que el recorte fue generado por la caída de los precios internacionales del petróleo que produjo un descenso en lo que se recauda a través del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH).

El alcalde alteño -aliado político de Morales- admitió el descenso del crudo, pero reclamó mayor respaldo de las autoridades nacionales.

"Es como si estuvieran muy seguros del apoyo de El Alto y por tanto (el gobierno cree que) no hay que hacer nada más", afirmó.

Según Nava, en su distrito "hay la percepción de que ese apoyo (a Evo Morales) no está siendo recompensado".

"Criterio político"

Para el ministro de Economía y Finanzas, Luis Arce, detrás la protesta "prima un criterio de tipo político".

En declaraciones a la Agencia Boliviana de Información (ABI) sostuvo que "El Alto es la sexta alcaldía en el país que tiene más recursos en caja y banco", por un monto equivalente a unos 16 millones de dólares.

Según el funcionario, en el municipio alteño se llegó a ejecutar "apenas un 27%" de la inversión pública prevista.

"Estamos en una situación confusa, porque hay plata en El Alto, pero no hay ejecución de obras ", explicó.

Convocan a paro cívico

La Federación de Juntas Vecinales (FEJUVE), en tanto, convocó a endurecer la protesta este miércoles con un "paro cívico" y corte de calles y carreteras que comunican con La Paz y con otros puntos del país.

"Va a ser contundente el paro", anticipó Rubén Mendoza, máximo dirigente de la FEJUVE, organización que se atribuye haber provocado la caída en 2003 del entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada.

El Alto y Santa Cruz se ubican en las antípodas de la política boliviana. Mientras uno representa la mayor fuerza electoral del presidente Morales, en la otra radica la mayor oposición a su gobierno, explicó la colaboradora de BBC Mundo en Bolivia, Mery Vaca.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.