Última actualización: viernes, 23 de octubre de 2009 - 23:46 GMT

Puerto Rico: las llamas no dan tregua

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Los bomberos puertorriqueños continúan este viernes combatiendo un incendio que se generó durante la madrugada tras una explosión en las instalaciones de la Corporación Petrolera del Caribe (CPC).

El avance de las llamas afectó a 17 tanques de combustible de la refinería ubicada en cercanías de la capital, San Juan, según medios locales.

Las autoridades policiales informaron que dos personas resultaron con heridas leves -una de ellas, una mujer que circulaba en un vehículo-, mientras que una tercera fue internada por inhalación de humo.

El superintendente auxiliar de la policía, José Rosa Carrasquillo, dijo que la investigación del origen del incendio se manejará como criminal "hasta que se demuestre que es accidental", según informó el periódico puertorriqueño El Nuevo Día en su edición digital.

También se indicó que equipos del Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos se incorporarán al grupo que estudia las causas del fuego.

Evacuados

Las llamas y la intensa columna de humo obligaron a evacuar a unos 350 vecinos que viven en la zona conocida como Bayamón, donde la onda expansiva produjo daños materiales.

Durante la tarde de este viernes también se ordenó el desalojo de otras 250 familias del barrio Amelia Castaño y se declaró en estado de emergencia en un área que abarca a cinco municipios.

Las autoridades estiman que el total de desplazados puede incrementarse a medida que la gente regrese a sus hogares y decida retirarse a otras zonas de la ciudad debido al humo.

El gobernador del estado libre asociado de Puerto Rico, Luis Fortuño, ordenó la suspensión de las clases en la ciudad.

"Terremoto"

Incendio en refinería de Puerto Rico

El FBI estadounidense se sumará al grupo que investiga las causas del incendio.

"Todos los vecinos sintieron la explosión", le aseguró a BBC Mundo Morella Giordana, una periodista que presta asesoría ambiental para gobiernos municipales de la isla y que vive a unos ocho kilómetros de las instalaciones de la CPC.

"Al principio algunos hasta creyeron que había habido un terremoto", afirmó Giordana, quien informó que podía ver "una columna de humo como de un kilómetro de altura, que en su parte baja es de negro denso".

"La gente está como loca echando gasolina porque algunos temen que se van a quedar sin combustible", aseguró Giordana, recordando que la CPC es uno de los principales proveedores de gasolina para la isla.

Para aplacar el nerviosismo, el gobernador Fortuño recordó a los puertorriqueños que la isla tiene reservas de combustible para más de una semana.

Además el Departamento de asuntos del Consumidor de la gobernación ordenó congelar el precio de los combustibles para evitar una ola especulativa.

Cruceros a salvo

Hacia el mediodía portavoces de la policía local informaban a la prensa puertorriqueña que el calor estaba generando explosiones en algunos alternadores del tendido eléctrico.

La Guardia Costera estadounidense ha establecido un cordón de protección en la bahía de San Juan, aunque eso no está afectando las operaciones de los cruceros que atracan en ese puerto.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.