Ecuador discute riesgo de narcodemocracia

Droga incautada (foto de archivo)
Image caption Afirman que Ecuador no sólo es un país de tránsito sino que también "hay producción de drogas".

La infiltración del narcotráfico en Ecuador no se trata sólo de un problema presente en las regiones fronterizas con Colombia. Al contrario, es un fenómeno que tiene ramificaciones en diversos sectores del país.

Así lo confirmó, en diálogo con BBC Mundo, Francisco Huerta, coordinador de la comisión que investiga los hechos relacionados con el bombardeo colombiano a una base de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) establecida en la localidad ecuatoriana de Angostura.

El trabajo de la comisión, conformada por el presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha ido, no obstante, más allá de lo ocurrido en Angostura en marzo de 2008.

En el informe de la entidad, cuya entrega se espera hasta el 10 de noviembre, se exploran las acciones del narcotráfico en el país. Y de allí que Francisco Huerta, la semana anterior, adelantó una de las conclusiones de dicho informe. "Ecuador está en riesgo de convertirse en una narcodemocracia", dijo el comisionado.

Frente a la preocupación que generó dentro y fuera del país tal afirmación, el presidente Correa señaló días atrás, en entrevista con BBC Mundo, que las declaraciones de Huerta fueron sacadas de contexto, señalando que el comisionado "se refería a la frontera" entre Ecuador y Colombia y al hecho de que "tenemos que poner atención, como lo estamos haciendo, a los problemas en la frontera, para evitar que Ecuador se convierta en una narcodemocracia".

Lea: Correa no deja tema sin tocar

Pero el coordinador de la comisión puntualizó a BBC Mundo el alcance de sus declaraciones. "No es sólo fronterizo el tema", afirmó Huerta y añadió: "Angostura tiene vínculos con muchas cosas y eso lo vamos a decir en el informe. No podemos descontextualizar las cosas".

El comisionado sostuvo que es claro que Ecuador no es sólo un país de tránsito de droga. "Aquí hay producción (de droga)", dijo Huerta y afirmó que ello lo corrobora el reciente descubrimiento por parte de la policía ecuatoriana de un laboratorio clandestino ubicado en el centro del país, en la provincia de Cotopaxi.

"Eso no significa que somos una narcodemocracia, pero significa que sí estamos en riesgo. Así comenzaron las cosas en países vecinos que han sufrido el flagelo", manifestó.

Prevención

Francisco Huerta recurrió a su vocación de médico para explicar a BBC Mundo la lógica detrás de su afirmación sobre el riesgo de que Ecuador se transforme en una narcodemocracia.

"Antes de que los síntomas más definitivos comiencen a darse, queremos no sólo prevenir la enfermedad, sino promover la buena salud de los ecuatorianos", dijo Huerta, para quien "decir que tenemos el riesgo, significa que hay una voluntad de prevenir ese riesgo".

La comisión prevé en su informe citar casos de ex miembros de la Policía y Fuerzas Armadas ecuatorianas vinculados al narcotráfico. Huerta afirma que la entidad no ha establecido ningún caso en que un elemento activo de las fuerzas del orden esté implicado.

También aparecerían en el informe jueces y políticos investigados. De hecho, Huerta confirmó que se incluirán las indagaciones en torno a funcionarios cercanos al gobierno ecuatoriano que han sido acusados de tener nexos con las FARC, así como conclusiones sobre supuestos aportes de la guerrilla a la campaña de Rafael Correa.

En este contexto, los miembros de la comisión han discutido la posibilidad de pedir inmunidad a la Asamblea Nacional, pues quieren librarse de una probable "persecución judicial". "Alguna gente va a querer desquitarse judicialmente", advirtió Huerta.

El comisionado adelantó que el informe de la comisión será "un informe de resumen y conclusiones", que posteriormente será ampliado "con todos sus anexos".

"Lo que pasa es que cada día sale algo nuevo que no puede dejar de incorporarse y de verificarse", manifestó Huerta, para quien, "más importante que sólo el diagnóstico, es comenzar a tomar decisiones sobre qué hacemos".

"En el país se traficaba en gramos, después en kilos y ahora en toneladas", concluyó el comisionado.

Sólo la punta del ovillo

Image caption El gobierno espera el informe de la comisión que investigó el bombardeo al campamento de las FARC.

El periodista y autor del libro El juego del camaleón: Los secretos de Angostura, Arturo Torres, le dijo a BBC Mundo que desde hace muchos años el problema del narcotráfico dejó de estar focalizado en la frontera entre Ecuador y Colombia.

"Las redes que tiene el narcotráfico, a través del crimen organizado, se extienden prácticamente a todo el país, pues ellas realmente no tienen fronteras", manifestó, al recordar que la dinámica del narcotráfico y del narcolavado, asociada con el tema de la guerrilla, no solamente ha penetrado las estructuras de la sociedad ecuatoriana, sino las de muchos países de América Latina y del mundo.

"Hay personas que cooperan para conseguir documentos, otras dan protección, otras transporte, otras que lavan el dinero en el sistema financiero. Entonces es un fenómeno muy complejo que puede permear cualquier sistema", expresó.

En este sentido, Arturo Torres dijo que el informe de la comisión de Angostura debe ser visto como la punta del ovillo de un problema más complejo.

"Si es que no se tiene una visión integral, no sólo inmediatista, sino a mediano y largo plazo, de cómo queremos efectuar un control más eficaz al problema del narcotráfico, no vamos a ir a ninguna parte", manifestó.

Torres afirmó que no existen estudios serios de cuál es el nivel de penetración del narcotráfico en Ecuador y anotó que la elaboración de tales estudios debe ser el primer paso dentro de un plan que tiene que ser desarrollado desde diferentes campos "para enfrentar un fenómeno tan delicado como es el narcotráfico y sus repercusiones el país".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.