Brasil: entrenarán a maestros por la violencia

Niños en escuela de Brasil
Image caption Las escuelas pueden ser escenario de tiroteos entre narcotraficantes y policías.

Las escuelas públicas de Río de Janeiro, en Brasil, pondrán en práctica un plan de emergencia para entrenar a los docentes ante posibles episodios de violencia.

El programa capacitará a educadores y empleados para que sepan orientar a los alumnos en momentos de tensión, como los frecuentes tiroteos entre narcotraficantes y policías.

La Secretaría Municipal de Educación de Río anunció que el plan de protección para situaciones de peligro se aplicará en las 1.064 escuelas de la ciudad, 200 de las cuales se encuentran en áreas "alto riesgo".

Como explica el corresponsal de la BBC en Brasil, Paulo Cabral, la decisión se debe a que la violencia entre policías y narcotraficantes con frecuencia se propaga a otros vecindarios e incluso llega a las escuelas, que a veces son atravesadas por los delincuentes mientras escapan de los uniformados.

"La idea es preparar a esos funcionarios para que tengan una actuación apaciguadora, dejando a los niños más calmados y dándoles seguridad en posibles situaciones de pánico", señaló la secretaría en un comunicado de prensa.

Los plazos para la aplicación del programa aún no fueron divulgados.

Violencia que no cesa

En los últimos días, más de 40 personas murieron por causa de los enfrentamientos entre bandas delictivas y las autoridades.

Image caption Las favelas están cerca de los barrios de clase media y alta.

El miércoles pasado, cerca de 13.000 niños no pudieron asistir a escuelas públicas y guarderías por una serie de enfrentamientos entre bandas de narcotraficantes rivales y policías militares en Vila Kennedy, al oeste de la Río.

Algo parecido sucedió el 20 de octubre, cuando grupos criminales invadieron un colegio en la favela de Manguinhos mientras escapaban de las fuerzas de seguridad.

Cabral comenta que, a diferencia de otras ciudades del mundo –cuyas zonas más peligrosas se encuentran en la periferia-, en Río muchas de los barrios marginales están muy cerca de las áreas más pudientes.

Esa proximidad física pone en evidencia la desigualdad social y hace más visible la violencia urbana.

"Abandonadas durante décadas por el Estado, las favelas acabaron siendo una base preferencial para delincuentes, especialmente narcotraficantes, y un pantano para la policía, que sólo logra entrar esas áreas mediante el uso (y muchas veces abuso) de la fuerza", completa nuestro corresponsal.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.