Radionovelas contra la deserción escolar

Anuncio que anima a los niños a ir al colegio
Image caption Colombia se inventó un nuevo sistema para reducir la deserción escolar entre niños y niñas.

En tono angustiado, Felipe, un niño campesino colombiano, le dice a su papá que está dispuesto a salirse de la escuela para ayudarle a trabajar en la parcela y pagar las deudas. Pero el padre –acosado por los acreedores- no acepta la oferta y le insiste al muchacho que debe estudiar.

Ese diálogo hace parte de las cinco radionovelas que comenzarán a escucharse esta semana en centenares de emisoras de Colombia dentro de una estrategia que busca reducir la deserción de los colegios y escuelas públicas, que el gobierno estima en un 5%.

Esto quiere decir que “unos 450 mil niños y niñas” abandonan el sistema educativo en Colombia cada año, le explica a BBC Mundo la ministra de Educación, Cecilia María Vélez.

Vélez dice que esa tasa ha bajado de niveles del 7% y que, en materia de deserción escolar, Colombia es superada por países como Bolivia, Ecuador y Perú. Sin embargo, reconoce que es “preocupante” que la deserción se dé en los primeros años de la escuela.

"El desplazamiento y la violencia"

Así como una radionovela cuenta la historia de Felipe, las demás relatan la de una niña indígena, la de un niño discapacitado, la de uno desplazado y la de uno que se quiere meter a la ilegalidad.

Según la ministra, la deserción en Colombia se da por “factores como el desplazamiento y la violencia” y obedece también a que hay zonas “donde la educación no es un gran valor social”.

Image caption Raquel Sofía Amaya, productora de las radionovelas, tiene fe ciega en la "magia de la radio".

“Los niños rápidamente desertan, porque el papá se cambió de sitio, porque dice que los muchachos no aprendieron nada en la escuela, o porque necesita ponerlos a trabajar. Hay alternativas 'rentables' para la gente que no son la educación”, explica la funcionaria.

En algunas zonas de este país andino, como en el Putumayo, en la frontera con Ecuador, la deserción llega al 14%, admite Vélez.

Por eso se puso en marcha una estrategia denominada “Ni uno menos”, que se concentra en 33 municipios y que incluye talleres, calcomanías, afiches, videos, canciones, mensajes radiales y radionovelas.

Hasta hace 30 años, las radionovelas concentraban buena parte de la audiencia de la radio en este país andino, pero fueron desplazadas por la televisión.

A pesar de eso, Raquel Sofía Amaya, la productora de las radionovelas, le subraya a BBC Mundo que ella está convencida de que “la magia de la radio” es capaz de frenar la deserción en las áreas rurales, donde la radio sigue siendo muy fuerte.

“La radionovela es capaz de mover la imaginación de la gente”, sostiene Amaya, quien utilizó actores profesionales, pero también niños de algunas regiones de Colombia para participar en la serie.

La productora destaca que las radionovelas están más dirigidas a los padres y tomadores de decisiones, de quienes, en buena parte, depende que los niños estén o no en las escuelas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.